El IPC se aleja de la deflación pero sigue en números rojos en Castilla y León

Los precios subieron cuatro décimas en noviembre, pero se mantienen en el -0,7% en Castilla y León en lo que va de año. Vivienda, vestido y calzado, lo que más subió, y Salamanca la provincia en la que más aumentaron los precios.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió cuatro décimas en noviembre respecto al mes anterior (al igual que en España) y la tasa interanual (es decir, la variación de los precios registrada durante los últimos doce meses) se sitúa en el -0,7 por ciento en Castilla y León (medio punto menos que en octubre, -1,2 por ciento), frente a un descenso del 0,3 por ciento en España, según los datos hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

 

Del mismo modo, en lo que va de año los precios han registrado un crecimiento cero en Castilla y León frente a un 0,3 por ciento en EspañaPrecisamente, Castilla y León se ha situado como una de las comunidades con mayor deflación, con ese -0,7 por ciento, al igual que Cantabria y Castilla-La Mancha, pero con esa rebaja de cinco décimas respecto a la tasa interanual del mes anterior.

 

Por sectores, los mayores incrementos de los precios en el mes de noviembre se registraron en las partidas de vestido y calzado (5,0 por ciento), vivienda (0,6 por ciento), menaje (0,3 por ciento) y medicina y transporte (0,2 por ciento en cada caso) mientras que se mantuvieron invariables en alimentos y bebidas no alcohólicas, bebidas alcohólicas y tabaco, comunicaciones, enseñanza y otros. Por su parte, el pasado mes cayeron los precios de las partidas de hoteles, cafés y restaurantes (-0,7 por ciento) y ocio y cultura (-0,3 por ciento).

 

Los precios subieron en noviembre en todas las provincias de Castilla y León con especial intensidad en Salamanca con un 0,7 por ciento más, una evolución interanual del -0,9 por ciento y una evolución en lo que va de año del -0,3 por ciento. Le sigue Segovia, con un 0,6 por ciento más y una evolución interanual del -0,2 por ciento y del 0,4 por ciento en lo que va de año. En Burgos, León y Zamora los precios subieron cuatro décimas, como en España y en Castilla y León, con una evolución interanual del -0,3, -1,1 y -0,4 por ciento en cada caso y del 0,3; -0,3 y 0,2 por ciento en lo que va de año respectivamente.

 

Finalmente, en Ávila, Palencia, Soria y Valladolid los precios aumentaron tres décimas con una evolución interanual del -1,0; -0,8; -0,4 y -0,5 por ciento en cada caso y una evolución del -0,2; -0,3; 0,2 y 0,1 en lo que va de año en cada provincia. Así, León y Ávila, con una evolución interanual del -1,1 y -1,0 por ciento, continúan el año como las más deflacionistas, seguidas de Salamanca (-0,9) y Palencia (-0,8). Por debajo de la media regional se sitúan Valladolid (-0,5) y Soria y Zamora (-0,4), Burgos (-0,3) y Segovia (-0,2), en los dos últimos casos igual y por debajo de la media nacional respectivamente.