El invierno ha sido más frío y seco de lo normal y la primavera será cálida y seca

A la espera de que llegue o no la nieve, lo que está asegurado es el hielo

El invierno (diciembre, enero y febrero) ha sido más frío de lo normal, con una temperatura media de 7,4 grados, 0,6 grados por debajo de la media, y la primavera será más cálida de lo normal, con unos valores que podrían alcanzar valores superiores a la media del periodo comprendido entre 1981 y 2010 en la mitad oriental peninsular y Baleares.

Así lo ha adelantado, la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Ana Casals. Aunque "aún es pronto" para vaticinar cómo será la Semana Santa en España, Casals ha especificado que para el trimestre de abril, mayo y junio es muy probable que las precipitaciones sean "ligeramente inferiores" a la media de la Península y Baleares, mientras que en Canarias no se esperan diferencias significativas con respecto a la climatología del periodo 1981-2010.

Por otro lado, la AEMET respecto al invierno ha sido "frío en general". De todos los meses del invierno, febrero ha sido el más gélido, con un valor medio de -11 grados. Las temperaturas mínimas más bajas del trimestre se registraron en los últimos días de diciembre y en la primera decena de enero, siendo el valor mínimo el que se alcanzó en Molina de Aragón, con -11,9 grados el pasado 8 de febrero. Por el contrario, la temperatura más elevada se registró en el Observatorio de Tenerife-Aeropuerto Reina Sofia, con 27,1 grados el 25 de diciembre.

En cuanto a las precipitaciones, ha subrayado que el invierno ha sido seco en general aunque "extremadamente desigual" ya que hay regiones en las que ha sido extremadamente húmedo y en otras muy seco. La precipitación media ha sido de 150 litros por metro cuadrado (mm), un 24 por ciento por debajo de la media del trimestre. Hasta la fecha, el año hidrológico -el periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2014 y 10 de marzo de 2015-- se sitúa en los 347 mm, un 6% por debajo de la media.

Casals también ha señalado que la primera parte del mes de marzo (del 1 al 10 de este mes) ha sido relativamente cálida en casi toda España, con valores que han superado el promedio de dos grados para este periodo, a excepción de Baleares, donde se han registrado temperaturas ligeramente por debajo de lo normal. Las precipitaciones de este periodo han sido muy escasas.

De cara a final de mes, es probable que la temperatura alcance valores superiores a los normales en la mitad oriental peninsular y Baleares, mientras que en el resto de España no se aprecian diferencias significativas.