El invierno dejó en Valladolid una temperatura media de 4 grados, 51 días de heladas y 27 de nieblas

Juan Pablo Álvarez, jefe de predicción AEMET, Antonio Martínez Bermejo, Subdelegado del Gobierno, José Pablo Ortiz de Galisteo, director territorial AEMET. A.MINGUEZA

La temperatura más baja fue de 5,2 grados negativos el 31 de diciembre, mientras que llovió un 61 por ciento menos de lo habitual. 

El invierno dejó en Valladolid una temperatura de cuatro grados de media, un grado por debajo de la temperatura habitual, según la Agencia Estatal de Meteorología. La temperatura más baja fue de 5,2 grados negativos, en el último día del año, y el invierno nos dejó 51 días de heladas, die más que en los últimos años, mientras que 27 días fueron de nieblas. En cuanto a las precipitaciones solo cayeron 47 litros por medio cuadrado, un 61 por ciento menos de lo habitual que es de 177 litros.

 

Por su parte, el invierno ha sido muy frío y seco en Castilla y León, donde se han registrado largos episodios de nieblas persistentes en la zona de meseta y nevadas en el extremo norte, según los datos aportados este miércoles por el delegado territorial de la Aemet, Pablo Ortiz de Galisteo.

 

Así, en lo que se refiere a temperaturas el trimestre (diciembre a febrero) ha sido  muy frío en la mayor parte de Castilla y León con temperaturas similares en toda la Comunidad, entre 2,5 y 4 grados. No obstante, en diciembre las nieblas dejaron temperaturas más bajas de lo normal, de  hecho fue el mes de 2014 con las temperaturas medias más bajas.

 

Enero fue un mes frío aunque la persistencia de las nieblas en el centro de la Comunidad hizo que se califique como muy frío la zona que abarca la provincia de Valladolid, parte de Zamora y  zonas limítrofes de León, Palencia, Burgos, Ávila y Salamanca. En la mitad nordeste el mes fue normal.

 

Febrero fue en general muy frío y el carácter general viene marcado por registros de la primera decena, que llegaron a estar 10 grados por debajo de lo esperado para estas fechas. Así el día 10 de febrero se registraron -14,9 grados en Aguilar de Campoo (Palencia).

 

Según los datos de la Aemet, las temperaturas en todas las provincias ha sido, en comparación con la serie 1981-2010, más baja y así en Ávila la diferencia ha sido de -0,8 grados; en Burgos, -1,2; en León, -1; en Palencia, -0,8; en Ponferrada, -0,7; en Salamanca, -1,4; en Segovia, -1,4; en Soria, -0,5; en Valladolid, -1, y en Zamora, -1,2 grados.

 

Por otro lado, las precipitaciones, al contrario de la temperatura, ha tenido  un carácter muy heterogéneo y en la  mayor parte de la Comunidad ha sido seco o muy seco aunque ha llegado a ser "extremadamente seco" en el nordeste de la provincia de Salamanca. En el Sistema Central de Ávila y Segovia y en el Sistema Ibérico el valor acumulado durante el trimestre ha sido normal.

 

Por el lado contrario, en el Norte el invierno  ha sido muy húmedo, incluso extremadamente húmedo en el nordeste de Burgos. La mayor parte de las estaciones han registrado precipitaciones entre 65 y 155 litros por metro cuadrado cuando el año pasado estuvieron entre 170 y 346 litros.