Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

El interventor: "Tenía el móvil en el bolsillo cuando descarriló el tren"

"En ningún momento" se consideró "culpable" del accidente en el que fallecieron 79 personas.

 

El interventor que llamó al maquinista unos minutos antes de que descarrilase el tren el pasado 24 de julio en Santiago, Antonio M.M., ha asegurado que tenía el móvil "en el bolsillo" cuando salió del tren y que "en ningún momento" se consideró "culpable" del accidente en el que fallecieron 79 personas.

 

Antonio M.M., que ha declarado ante el juez que instruye el caso, Luis Aláez, en calidad de testigo durante algo más de una hora, ha rechazado hacer declaraciones a los medios de comunicación a su salida del Juzgado, poco antes de las 12.00 horas, cuando salió acompañado por cuatro policías que pidieron a los medios de comunicación "respeto" para el interventor quien, como han recordado, "aún tiene una costilla rota".

 

Precisamente, a su llegada a las dependencias judiciales sobre las 9.15 horas --estaba citado para las 10.00 horas--, el interventor reconoció ante los medios de comunicación que no se encontraba "bien psicológicamente".

 

"EN NINGÚN MOMENTO ME CONSIDERÉ CULPABLE"

 

Asimismo, también en una breve declaración a los medios, al ser preguntado por el auto de la citación, en el que el titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Santiago, Luis Aláez, considera que la actuación del interventor del tren siniestrado "en principio se presenta correcta, ajustada a los procedimientos del operados", Antonio M.M. ha señalado que "en ningún momento" se consideró "culpable".

 

En concreto, Aláez argumenta que "la consulta al maquinista para saber si el tren podía circular por una determinada vía es algo normal --como el maquinista vino a admitir en su segunda declaración-- y no es causa del descarrilamiento que sufrió el tren, aunque se considere desafortunada por el lugar o momento en que se hizo".

 

"Considero que la conducta del interventor de consultar al maquinista la posibilidad de acceso del tren a una determinada vía no es típica", asevera el juez, pero añade que, de los datos conocidos, se infiere que "la causa primordial del accidente fue la indebida conducción llevada a cabo por Francisco José G.A. por circular a una excesiva velocidad para la configuración del trazado de la vía en el lugar de Angrois".

Noticias relacionadas