El Instituto Cervantes y las universidades de Salamanca y México sellan su compromiso con la lengua española

Las tres instituciones académicas rubrican su compromiso para la creación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele) para evaluar el conocimiento del español mediante cuatro pruebas.

El Instituto Cervantes, la Universidad de Salamanca (Usal) y la Universidad de México (Unam) han estampado su acuerdo para la creación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele) destinado a personas que quieran conocer su nivel de español, sin limitación de origen nacional, lingüístico o de edad.

 

Así lo hace público el Boletín Oficial del Estado (BOE), que indica los sigueintes puntos a tener en cuenta tras este acuerdo:

 

- Que las Instituciones han decidido concretar el alcance del Proyecto que, bajo la denominación Siele (Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española), está definido como un servicio internacional electrónico de evaluación y certificación de la competencia en español sobre una escala de puntos con referencia a los niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER), con fin general, destinado a personas que quieran conocer su nivel de español, sin limitación de origen nacional, lingüístico o de edad.

 

- Que la implementación del Proyecto tiene una doble dimensión, académica y de explotación.

 

- Que la dimensión académica del Proyecto, que será asumida por las Instituciones, está constituida, fundamentalmente, por la definición del constructo (Constructo), las pruebas para evaluar las cuatro destrezas de la lengua, la forma de administración del examen por ordenador, el sistema de calificación de las pruebas, así como el procedimiento de solicitud de revisión de calificaciones y reclamación; y exige una actualización continua, y ampliación, a medida que su aplicación práctica así lo requiera.

 

- Que la explotación del Proyecto, entendiendo por tal su comercialización y puesta a disposición de la comunidad internacional (principalmente y sin que suponga orden de preferencia, en Brasil, EE.UU. y China), previa la conversión tecnológica del examen (cuyas pruebas serán progresivamente adaptativas) y el desarrollo de las oportunas aplicaciones, ha de ser llevada a cabo, necesariamente, por una empresa especializada en el sector de la enseñanza en línea que pueda realizar dicha conversión.

 

- Que todos los derechos de propiedad intelectual e industrial sobre todos los contenidos materiales, documentación, proyectos, software y aplicaciones específicas, planos, escritos, diseños, marcas, denominaciones, títulos, desarrollos, etc. derivados del Proyecto serán titularidad de las tres Instituciones por igual.

 

- Que de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 4.1 del texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre (Trlcsp), los negocios jurídicos sobre las propiedades incorporales, como es la propiedad intelectual derivada y desarrollada a partir del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (Siele), se regirán por lo establecido en la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

 

- Que, según está previsto en el apartado quinto del Memorando, para la ejecución del proyecto los firmantes celebrarán acuerdos específicos de colaboración, en los cuales se detallarán con precisión las actividades que habrán de llevarse a cabo en forma concreta.

 

¿QUÉ ES EL SIELE?

 

- Ser un servicio electrónico de evaluación de los conocimientos de español de cuatro pruebas (que el candidato podrá realizar en su totalidad o de forma independiente): Comprensión de lectura, Comprensión auditiva, Expresión e interacción escrita y Expresión e interacción orales.

 

- Que tomará como referencia los niveles establecidos por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

 

- Ser un servicio gestionado preferentemente de forma electrónica, tanto en la inscripción, como en la administración de las pruebas de examen (que se administrarán fundamentalmente en ordenador u otros equipos informáticos). Las pruebas se realizarán en un centro de examen reconocido, de acuerdo con el sistema de citas o de convocatorias que se establezcan en el servicio y que se acepten por parte de los centros de examen.

 

- Su ámbito de aplicación será universal, si bien sus mercados prioritarios de implantación, y los calendarios de ampliación de presencia en los distintos países será determinado por el Comité ejecutivo, que se constituirá según lo dispuesto en la cláusula quinta posterior.

 

- La calificación de las pruebas será mixta y gestionada en todo lo que sea posible a través de la Plataforma Tecnológica, es decir: calificación automática, para las pruebas de comprensión, y calificación mediante calificadores acreditados para las pruebas de expresión e interacción orales y escritas. Habrá una segunda calificación en el caso de reclamaciones o en el caso de muestreo para la gestión de la calidad del Proyecto.

 

- Los resultados se facilitarán a los candidatos electrónicamente mediante comunicación con código de verificación electrónico.

 

- Validez y reconocimiento del SIELE. Los informes o certificados de resultados SIELE serán emitidos por las tres Partes del presente Acuerdo y su vigencia será limitada a dos años. Su distribución y gestión corresponderá a la Empresa Tecnológica que lo gestione.

 

Las tres Instituciones difundirán su colaboración conjunta en el Proyecto, especialmente, mediante la creación de enlaces entre sus respectivos sitios web oficiales y el SIELE y en las notas de prensa y documentación que se distribuyan sobre el citado Proyecto o en desarrollo del mismo.

 

- La referida autorización no supone la concesión a favor de ninguna de las Instituciones de derecho ni expectativa de derecho alguno, sea de la naturaleza que sea, sobre las marcas o signos distintivos de las otras Partes. Cada una de las Instituciones responderá y deberá mantener indemne a las restantes, por cualquier daño, reclamación o sanción que se produzca como consecuencia de la utilización indebida de las marcas o signos distintivos de las otras Instituciones.