El informe con las deficiencias de la 'torre de fuego', en manos del jefe de bomberos desde hace un año

El actual alcalde, en su visita al parque de Bomberos cuando anunció la inversión en la torre de fuego desde su consejería de Interior.

Los bomberos hicieron llegar un documento con los problemas de la instalación a su jefe de servicio, Julián Rivero, el día 2 de noviembre de 2012. El alcalde asegura que no tiene conocimiento de un documento que también tiene el consejero Silván.

El informe sobre las deficiencias del equipamiento instalado para la 'torre de fuego' del parque de Bomberos de Salamanca lleva más de un año en poder del jefe de servicio. Así lo ha podido constatar este medio, que ha comprobado que la fecha del documento y de entrega al responsable del parque data del mes de noviembre de 2012. Fue entonces cuando los bomberos, que habían empezado a usar la instalación y a recibir los cursos de formación necesarios para manejarla, comprobaron las deficiencias que este medio ha denunciado en varias informaciones.

 

El informe data concretamente del día 2 de noviembre de 2012, al poco de estrenarse la instalación y semanas antes de la puesta de largo oficial, que se celebró en febrero de 2013 con el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, impulsor de la inversión a través de la consejería de Interior y Justicia; cuando era consejero de esta cartera, hasta mayo de 2011, impulsó una subvención del pacto local de 600.000 euros para instalar el nuevo equipamiento de la 'torre de fuego'.

 

Según fuentes consultadas por este medio, fue entregado a Julián Rivero, jefe de servicio del parque de Bomberos y hombre de confianza de Fernández Mañueco, con el que ya trabajó Rivero en la consejería de Interior y Justicia. El informe se le hizo llegar al jefe del parque de Bomberos por el conducto legal. El alcalde ha asegurado esta mañana no tener conocimiento de informe alguno y que preguntaría por su existencia.

 

Este informe es el que los bomberos de Salamanca le hicieron llegar al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, hace unas semanas en las Cortes cuando la inversión de un millón de euros en la 'torre de fuego' del parque salmantino llegó al hemiciclo regional. Los agentes de extinción lo elaboraron en su día porque, en los ejercicios de formación, habían detectado deficiencias importantes, como cables y conducciones expuestos al agua y al fuego, mal funcionamiento de las salidas de humo, equipamiento expuesto al deterioro o la falta de medidas como cámaras térmicas de seguridad.