El incendio entre Podemos y Sí Se Puede en Valladolid sigue al rojo vivo

Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero, concejales de Sí Se Puede Valladolid.

El Consejo Municipal asegura que seguirá fiscalizando la acción de los tres cargos electos e impugna el proceso de selección de personal puesto en marcha por los tres concejales por considerarlo "fraudulento". 

"Hemos recibido también de la Asamblea el mandato de no permitir la desvinculación del partido instrumental Sí Se Puede Valladolid ni de sus tres cargos electos del  partido Podemos en Valladolid, motivo por el que, obedeciendo dicho mandato,continuaremos con el obligado seguimiento y fiscalización de la acción y línea política que adopten dichos cargos electos en su labor institucional, pues siendo los tres miembros de Podemos y de su Consejo Ciudadano Municipal se deben reglamentariamente a dicho control político". Es uno de los párrafos del escrito informativo publicado por dicho Consejo Municipal que escenifica el clima rupturista entre Podemos y su marca blanca de Sí Se Puede.

 

Las diferencias de criterio de la formación que cuenta con tres concejales en el Ayuntamiento de Valladolid se escenifican en el traslado a la Comisión de Garantías de Podemos de la actuación de estos tres concejales: Charo Chávez, Héctor Gallego y Gloria Reguero. "El Consejo Ciudadano de Valladolid, en reunión del pasado lunes 5 de octubre decidió por 14 votos a favor y ninguno en contra, trasladar a la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos los incumplimientos del Código Ético o reglamentarios cometidos por los tres cargos electos en el Ayuntamiento o la Diputación de Valladolid, ya denunciados por este Consejo Ciudadano".

 

El proceso de selección de personal de libre designación abierto por Sí Se Puede para cubrir puestos de trabajo en el Ayuntamiento y la Diputación ha sido la última llama que sigue encendida al rojo vivo entre ambas facciones de Podemos. El partido matriz afirma que le produce"inquietud y rechazo", por lo que ha decidido impugnar dicho proceso. "El Consejo Ciudadano Municipal de Podemos en Valladolid, obligados  como Ejecutiva de Podemos en esta ciudad a hacer respetar los reglamentos del Partido entre sus inscritos, y  a tenor de la condición de miembros de Podemos de los tres concejales de  Sí Se Puede Valladolid, anticipa la impugnación de cualquier forma de contratación que no respete el  Reglamento regulador de relaciones entre los Consejos Ciudadanos Municipales y las personas electas miembros de Podemos, que vigente para todo el estado, regula en su  art.7. a)  De las competencias del Consejo Ciudadano Municipal, dichas contrataciones".

 

"Este Consejo Ciudadano Municipal -continúa el escrito informativo- declara que con dicha impugnación no pretende posicionarse contra las personas que pudieran ser elegidas para ocupar dichos puestos de trabajo, ni duda de la posible capacidad que dichas personas tuviesen para el desempeño de sus funciones, antes bien, pretendemos alertarlas de la precariedad e inestabilidad de su designación por motivo de un proceso de selección fraudulento realizado por Sí Se Puede Valladolid".