Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El II Triatlón Playa de las Moreras inunda las calles de Valladolid

Una imagen de la carrera junto a la Playa de las Moreras. JUAN POSTIGO
Ver album

Cientos de participantes nadaron, pedalearon y corrieron bajo un sol de justicia en la ciudad, en lo que fue un auténtico éxito de participación. Diablillos, Laguna y Santander completaron el podio de equipos.

CATEGORÍA MASCULINA

 

1. Diablillos.

 

2. Laguna.

 

3. Santander.

 

CATEGORÍA FEMENINA

 

1. Diablillos.

 

2. Ondarreta Alcorcón.

 

3. Laguna.

Valladolid volvió a demostrar este domingo una vez más que es ciudad deportiva. No había más que darse un paseo por las céntricas calles para, casi por sorpresa, encontrarse con un pelotón de ciclistas a toda velocidad por la Avenida de Isabel La Católica. Un poco más allá, en La Rosaleda, otro grupo corría a pie hasta quedarse sin pulmones. Y bajando hasta la orilla del río, los participantes nadaban como si no hubiera mañana.

 

Y es que no hay duda de que este Triatlón Playa de las Moreras, en su segunda edición, ha sido un auténtico éxito una vez más, como ya fuera el año pasado. Sino que se lo digan a los cientos de participantes que se dieron cita en el lugar para la ocasión. El sol de justicia, bien hay que decirlo, ayudaba a que la jornada fuera de los más agradable.

 

El recorrido, por supuesto, no era precisamente fácil. Primero, 750 metros a braza en el Pisuerga. Acto seguido, cuesta arriba para agarrar la bicicleta y comenzar la andadura por las vías del centro, todavía con el cuerpo chorreando agua. Y aquí se ponía la cosa complicada. Tres vueltas en un circuito que les llevaba hasta la Plaza de Colón y les hacía regresar hasta el punto de partida, 20 kilómetros en total.

 

Y ahí no acababa todo. Quedaban cinco kilómetros a pie, o más bien a plena carrera, donde estaba claro que nadie quería quedarse atrás. Además de los cientos de corredores, la multitud se agolpaba ante las vallas que marcaban el circuito para animar a los valientes triatletas, siempre bajo un sol abrasador, en el que el podio se lo acabaron llevando los equipos de Diablillos, Laguna y Santander, por ese mismo orden. ¿Pero qué más da, siempre que uno uno lo haya pasado bien?