Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El iceberg gigante B31 despierta intacto del invierno austral

El invierno comienza a menguar en la Bahía de Pine Isalnd, en la Antártida, donde empieza a imperar el sol del verano austral. Como resultado, los satélites pueden obtener de nuevo vistas del iceberg masivo B31, a la deriva en el Mar de Amundsen.

A principios de noviembre de 2013, este iceberg gigante se desgajó de la parte frontal del glaciar de Pine Island y comenzó a moverse a través de la bahía del mismo nombre, una cuenca del Mar de Amundsen.

 

Desde la separación inicial del iceberg, el Observatorio de la Tierra de la NASA publicó varias fotos hasta el 11 de marzo de 2014, cuando el invierno austral lo ocultó en la oscuridad.

 

LIBRE DE HIELO Y ESCOMBROS

 

Pasado el invierno, la NASA echó un vistazo al iceberg gigante mediante el espectrorradiómetro MODIS a bordo del satélite Aqua, el 22 de noviembre. En los últimos meses, B31 se ha movido hacia el oeste en el Mar de Amundsen y está libre de escombros y hielo marino. Los científicos esperan que continúe moviéndose hacia el oeste.

 

La Superficie de B31 se mantuvo estable durante todo el invierno. El témpano todavía mide 33 kilometros de largo y 20 kilómetros de ancho. Cuando se desgajó, medía unos 35 por 20 kilómetros.

 

Los icebergs de este tamaño son irregulares, pero no infrecuentes en la Antártida. Se calcula que hay entre 30 y 40 iceberhs mayores de 18 kilómetros de largo.

 

Aún así, los científicos harán un seguimiento de la trayectoria de B31 a medida que se adentre en el Océano Austral, debido a la amenaza que plantea para el tráfico marino.