El ibérico de Salamanca 'juega' al parchís: "Comemos una y contamos 20"

Mesa de porcino ibérico (Foto: Chema Díez)

El ganadero Ramón Gómez recriminó a los industriales su actitud al no reconocer que hace unos días uno de ellos había comprado 5.000 cochinos al precio que marca la Lonja. "Y pedís 0,05 euros de bajada". Celestino Martín, enfadado, lideró una petición de +0,05 euros.

La mesa de porcino ibérico optó este 22 de junio por 'jugar' al parchís. Al menos eso es lo que dejó caer el ganadero Ramón Gómez, harto de los mismos argumentos de siempre por parte de los industriales y al hilo de una afirmación suya que se basaba en que un comprador que estaba sentado en la mesa había adquirido hace solo unos días 5.000 cochinos a precio de Lonja.

 

"Lo que pasa es que nos gusta mucho esto; como en el parchís: comemos una y contamos 20. La situación no es tan dramática como la ponen los industriales, ni mucho menos", aseveró en la celebración de la mesa.

 

Otro que saltó por la actitud de los industriales fue el también productor Celestino Martín, quien ante la actitud y la petición de 0,05 euros de bajada por parte de los compradores dijo: "No lo entiendo; industriales que compran a precio de Lonja y piden 0,05 euros de bajada. El argumento de la falta de liquidez me suena a chino. Será entonces que algunos son idiotas y pudienod comprar por debajo del precio de la Lonja lo hacen al que marca ahora. Pido 0,05 euros de subida y animo a mis compañeros a que hagan lo mismo".

 

Así, Agustín S., Ramón Gómez y José Luis González tomaron la misma postura, no así Marcelino Fraile y Desidero C. que optaron por una bajada de 0,01 euros y una repetición del precio del cebo y del cebo de campo.

 

Por su parte, la opinión de todos los industriales fue unánime y se centró en la pesadez de un mercado que va por un "lugar muy diferente al que marca la Lonja y eso no puede ser.Al mercado no lo para nadie", apuntaron.

 

Por otro lado, dentro de la polémica de la mesa de porcino ibérico, el industrial Luis Ramos le echó en cara al ganadero Agustín S. que no era "normal que siendo ganadeo siempre quieras que bajen los lechones. Tu postura no es lógica", afirmación a la que respondió con sus argumentos porque "ni compro ni vendo lechones".

 

Finalemente, el cebo y el cebo de campo sufieron un descenso de precio de 0,01 euros, con una bajada de 0,15 euros de los lechones, por una repetición de marranos, tostones y reproductoras.

 

EL BLANCO, ESTABLE

 

Por su parte, el porcino blanco se mantiene a partir de los movimientos de Alemania pero no está en una situación tan favorable como en años pasados en verano, cuando su cotización debía ser mayor.

 

Ahora, la mesa optó por uan subida de 0,01 euros para los cerdos selecto, graso y normal, con una bajada para las cerdas y una repetición para lechones y tostones.