El Hospital de Palencia estrena la primera Unidad de Rehabilitación Cardiaca de Sacyl

Con esta unidad, el paciente que ha sufrido un infarto de miocardio inicia una terapia de aproximadamente dos meses basada en ejercicio, educación sanitaria y psicoterapia que influye en que el enfermo pueda recuperar sus actividades de manera óptima.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha presentado hoy en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia la primera Unidad de Rehabilitación Cardiaca de la sanidad pública de Castilla y León.

 

Esta unidad, para la cual se han destinado 40.000 euros necesarios para su equipamiento, dará cobertura en un primer momento a 66 pacientes al año pertenecientes al Área de Salud de Palencia. Se asume así, con medios propios, una actividad que hasta ahora se realizaba de forma concertada.

 

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud, la rehabilitación cardiaca es la suma coordinada de intervenciones requeridas para influir favorablemente sobre la enfermedad, asegurándoles mejores condiciones físicas, psíquicas y sociales para que los pacientes, por sus propios medios, puedan conservar o reanudar sus actividades en la sociedad de manera óptima. La rehabilitación cardiaca disminuye la mortalidad global hasta en un 20 %.

 

Los programas de rehabilitación cardiaca se dividen en tres fases: la primera comprende la estancia hospitalaria, y el paciente que ha sufrido un infarto iniciará la movilización precoz mediante ejercicios de las articulaciones y respiratorios; la segunda, tras el alta, se basa en ejercicio, educación sanitaria y psicoterapia; y la tercera, la evolución del paciente a partir de ese momento.

 

La Unidad del Complejo Asistencial Universitario de Palencia se centrará sobre todo en la segunda fase, para lo cual cuenta con un equipo multidisciplinar compuesto con cardiólogos, médicos rehabilitadores, enfermeras y fisioterapeutas. Posteriormente, según avance el desarrollo de dicha unidad se podrán incorporar otros profesionales como psicólogos, psiquiatras o endocrinólogos.

 

La valoración y la indicación de rehabilitación cardiaca correrán a cargo de la sección de Cardiología, según el riesgo y pronóstico de los pacientes. Los primeros meses se enviará a los pacientes de alto riesgo. La capacidad de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca es de dos grupos de cinco pacientes cada uno, y la duración media del programa es entre seis y ocho semanas.