Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El hijo de Ortega Cano será juzgado en un mes tras oponerse la Fiscalía al acuerdo

José Fernando Ortega Mohedano, el hijo del extorero José Ortega Cano será enjuiciado finalmente el próximo 14 de marzo junto a los otros cinco acusados por la oposición de la Fiscalía al principio de acuerdo alcanzado con la víctima.

Tanto José Fernando como los otros tres acusados que se encuentran en prisión han llegado esposados a la sala de vistas a fin de estar presentes, junto a los dos imputados en libertad, en la comparecencia que había sido fijada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Sevilla para analizar una "posible conformidad" que habría hecho innecesaria la celebración del juicio, aunque finalmente el acuerdo no ha sido tratado en la vista tras el rechazo tácito al acuerdo expresado por el Ministerio Público este mismo martes.

En este sentido, fuentes del departamento de María José Segarra han informado a Europa Press de que la Fiscalía "se opone a cualquier tipo de conformidad" con las partes que implique una rebaja en las penas solicitadas, por lo que su único objetivo es que se celebre el juicio el próximo 14 de marzo, donde si no hay cambios pedirá para José Fernando Ortega cinco años de prisión.

Así, y como no ha habido acuerdo, la vista se ha iniciado directamente con el planteamiento de las cuestiones previas, fase en la cual la Fiscalía ha modificado su escrito de conclusiones provisionales únicamente para pedir que los acusados indemnicen con 7.890 euros a la compañía aseguradora del vehículo del denunciante, que fue robado y quemado, pues la compañía ya ha indemnizado a la víctima en esa misma cantidad.

De su lado, la abogada defensora de Eloy R.T., aunque ha insistido en asegurar que su cliente "no ha participado ni en la agresión ni en el robo", ha solicitado que se le realice una prueba cromatológica del cabello a fin de demostrar su consumo de drogas, así como la declaración de varios trabajadores del club de alterne que se encontraban allí el día de los hechos.

La juez ha aceptado ambas peticiones y también la solicitud planteada por la abogada del hijo de Ortega Cano para que, en el juicio, se practique una pericial psiquiátrica a cargo del jefe de Psiquiatría del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en relación al consumo de drogas por parte de José Fernando.

MOMENTOS DE TENSIÓN

Antes de concluir la comparecencia, en la que se han vivido momentos de tensión cuando los familiares de los acusados han increpado a los fotógrafos y cámaras que captaban imágenes de los mismos, una abogada de la defensa ha dicho no entender el hecho de que la acusación particular ejercida por el abogado Manuel Manzaneque en nombre de la víctima "no quiera que se celebre el juicio y se esclarezca la verdad".

Una vez finalizada dicha comparecencia, el letrado de la víctima ha atendido a los periodistas y ha asegurado que está dispuesto a rebajar de ocho a dos años de cárcel su petición para el hijo de Ortega Cano, ya que, según ha dicho, "es el único que ha reconocido los hechos, que ha pedido perdón a través de su familia y que ha indemnizado", pues ya depositó en el Juzgado unos 10.000 euros de cara a cubrir sus posibles responsabilidades hacia la víctima.

"Creo que se lo merece, y no tiene nada que ver que sea rico o famoso", ha señalado el abogado, que ha subrayado, respecto a José Fernando Ortega Mohedano, que "es el único" de los imputados "en el que concurren las atenuantes de confesión, colaboración con la Justicia y reparación del daño".

LOS HECHOS

El letrado ha aseverado que el 14 de marzo "habrá juicio" ya que "no ha habido acuerdo por parte de la Fiscalía, que no quiere aplicar ningún tipo de atenuante". Junto a José Fernando Ortega Mohedano, serán enjuiciados Isaac F.C.; Francisco S.C.; Eloy R.T.; Iván N.B., y José Ángel S.A..

El Ministerio Público pide para José Fernando tres años y medio de prisión por un delito de robo con violencia; un año y seis meses por un delito de daños; el pago de una multa de 360 euros por una falta de lesiones, y el abono de 2.700 euros por un delito contra la seguridad vial, todo ello con la agravante de abuso de superioridad y la atenuante de reparación del daño.

La Fiscalía considera que los hechos tuvieron lugar sobre las 5,50 horas del 2 de noviembre de 2013 en el club de alterne 'El Rey 2000' de Castilleja de la Cuesta, cuando uno de los acusados tuvo un "incidente" con la víctima después de que ésta le derramara una bebida que estaba consumiendo, lo que motivó que ambos se enzarzaran en una discusión en la que Francisco S.C. le propinó un puñetazo en la sien.

En ese momento, llegaron José Fernando y otros dos imputados "en ayuda de su amigo", lo que hizo que el denunciante huyera del lugar y saliera corriendo a la calle, siendo perseguido mientras uno de los acusados le arrojaba una piedra que le alcanzó en la mano izquierda, dándole posteriormente alcance.

"QUITADLE EL MÓVIL, EL DINERO Y TODO LO QUE LLEVE"

Una vez le dieron alcance, cuatro de los acusados --todos menos Iván N.B., que no se encontraba en el club-- comenzaron a agredirle, situándose "en columna de a dos" y manteniéndolo en medio mientras le golpeaban y empujaban hasta que Francisco S.C. dijo 'quitadle el móvil, el dinero y todo lo que lleve', a lo que los demás imputados "asintieron".

Así, y "con ánimo de obtener ilícito beneficio", continuaron agrediendo a la víctima, que se hallaba tirada en el suelo, mientras que el hijo de Ortega Cano le registró los dos bolsillos del pantalón y le quitó dos teléfonos móviles --uno de ellos propiedad de su padre--, la cartera, 15 euros y un llavero con las llaves de su domicilio y de un coche marca Audi, propiedad igualmente de su padre y con el que había llegado al lugar.

Tras ello, José Fernando e Isaac F.C. utilizaron las llaves sustraídas para hacerse con el Audi del denunciante y abandonar el lugar, dice la Fiscalía, que añade que, el 5 de noviembre, el hijo de Ortega Cano condujo el vehículo sustraído, pese a carecer de licencia para ello, en compañía de otros dos acusados, dirigiéndose por la carretera A-5301, en el término municipal de Almadén de la Plata.

ROCIARON CON GASOLINA Y QUEMARON EL COCHE ROBADO

En un momento dado, "por exceso de velocidad e impericia del conductor", el coche se salió de la vía por su margen derecho y volcó, saliendo ilesos sus tres ocupantes, quienes, "con intención de evitar la recuperación" del vehículo por parte de su dueño, lo rociaron con gasolina que llevaban en un bidón previamente adquirida para repostar y prendieron fuego al vehículo, que quedó calcinado en el lugar.