El hijo de Adolfo Suárez comunica el inminente fallecimiento de su padre

El estado de salud de Adolfo Suárez ha empeorado en las últimas horas y, después de hablar con El Rey, su hijo ha comunicado que el desenlace es inminente.

Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente de Gobierno Adolfo Suárez, ha comunicado que su enfermedad neurológica ha avanzado mucho y el desenlace fatal es inminente. "Nosotros le vamos a apoyar para que no tenga ningún tipo de sufrimiento y dejarle marchar en paz", ha señalado después de comunicar que ya había hablado con su majestad El Rey y con el presidente del Gobierno. 

 

Adolfo Suárez se encuentra ingresado en la clínica CEMTRO de Madrid desde hace unos días por culpa de una infección agravada por su delicado estado de salud. Los médicos han confirmado que su fallecimiento se puede producir en un plazo de 48 horas, según ha señalado el propio Suárez Illana. "No supera las 48 horas, aunque está en manos de Dios", ha dicho visiblemente emocionado. 

 

Además, ha afirmado que estos últimos días están siendo "felices" para el expresidente.

 

EL REY, PENDIENTE DE SU ENFERMEDAD

 

El hijo del expresidente, muy emocionado, ha destacado la "excepcional" relación de su padre con el Rey Juan Carlos al que, según ha dicho, no ha tenido que darle muchas explicaciones esta mañana porque Don Juan Carlos ha estado pendiente de la enfermedad de Suárez desde hace 11 años "y estos últimos días con más intensidad".

 

En este sentido, ha subrayado también la "gratitud absoluta" del expresidente hacia el Rey. "Gracias al Rey mi padre fue presidente del Gobierno, gracias al Rey pudo hacer lo que más le gustaba y en un momento único en la Historia de España", ha manifestado.

 

"Esos dos hombres cambiaron el rumbo de la Historia, podría haber sido de otra manera", ha proseguido Suárez Illana, que ha dirigido a Don Juan Carlos palabras que éste dijo en una ocasión sobre el expresidente: "Sin su ayuda seguramente España no habría volado nunca ni tan alto ni tan lejos".

 

"LA MIRADA PICARONA DE SUÁREZ SE HA MANTENIDO HASTA EL FINAL"

 

Además, ha relatado que la enfermedad de su padre fue muy rápida al principio y luego "se estancó". Así, ha recordado que desde que cayó enfermo "no había una relación intelectual con él" y que él no ha tenido "dolor ni sufrimiento", al menos que la familia haya podido apreciar. En cambio, ha subrayado que "sí había una relación afectiva", así que "la mirada picarona de Suárez se ha mantenido hasta el final".

 

Suárez Ilana ha reconocido que la familia lleva 11 años preparándose para este momento, "pero nunca es fácil". Así, tras agradecer a los periodistas la relación de respeto a la familia, ha dicho que no sabe si podrá ser él personalmente quien informe del fallecimiento de si padre cuando se produzca.

 

"Estoy al límite, a la siguiente no sé si voy a llegar, si no llego me perdonan y que sean los médicos los que la den, es inminente, y puede ser mucho más rápido de lo que creemos, estamos ya en manos de Dios", ha dicho, con lágrimas en los ojos.

 

Imágen que reflejará el sello

Noticias relacionadas