El Handbol Bordils elimina al Atlético Valladolid (29-28) de la Copa del Rey

Los vallisoletanos encajaron el gol definitivo en el último segundo del partido después de remar contra el marcador durante todo el choque (29-28). 

 

HANDBOL BORDILS (29): Jordi González (portero), Gerard Farrerons (4), Francesc Reixach, Oriol Márquez (1), Marc Combis (2), Marc Prat, Eduard Nonó (9), David Masó (2), Joan Vilanova, David Masmiquel (6), Ignasi Moreno (2), Esteve Ferrer (3), Enric Pedraza, Artemi Figueras (portero), Sergi Mach, Arnau Palahi.

 

ATL. BM VALLADOLID (28): Javi Díaz (portero), Diego Camino (2), Fernando Hernández (11), Gonzalo Viscovich, Nico López (3), Alfonso de la Rubia (3), David Fernández, Sergi Grossi (1), Jose A. Delgado Ávila (2), Roberto Pérez (1), Roberto Turrado, Daniel Pérez (3), Filip Kallman, Luisma Lorasque (2) y César Pérez (portero).

 

Parciales cada 5 minutos: 3-1, 6-2, 9-3, 11-6, 13-10 y 14-11 -descanso- 18-14, 19-18, 22-20, 25-22, 26-25 y 29-28.

 

Árbitros: Efren Muñoz Diaz y Julio Posada Gonzalez. Exclusiones a Joan Vilanova (8’ y 26’), Marc Prat (16’ y 38’), Sergi Grossi (24’ y 56’), Gonzalo Viscovich (25’), Eduard Nonó (50’). Tarjeta roja a José Ángel Delgado Ávila (41’).

 

Pabellón: Pabellón Municipal d’esports Blanc i Verd de Bordils (Gerona). Primera eliminatoria de la Copa del Rey, unos 500 espectadores

El Atlético Valladolid cayó eliminado en la primera eliminatoria de la Copa del Rey tras perder en su visita al Handbol Bordils (29-28). Un gol de los gerundenses, obra de David Masmiquel, en el último segundo del partido dio el triunfo al Bordils. Los de Nacho González tuvieron que remar contracorriente durante todo el encuentro después de un mal inicio que permitió al Bordils ir siempre por delante.

 

Los vallisoletanos nunca fueron por delante y solo empataron (28-28) a 10 segundos del final. Pero en la última jugada del encuentro, tras el saque de un golpe franco, Masmiquel pudo acertar con un lanzamiento que se coló por debajo de las piernas de Javi Díaz.

 

No fue bueno el partido de los vallisoletanos, sobre todo en la primera parte. El equipo máximo anotador de la División de Honor Plata se vio incapaz en los primeros minutos de superar la defensa del equipo gerundense. Los errores en ataque y cinco minutos de descontrol permitieron que el Handbol Bordils tomara una ventaja de 6 goles (9-3) en el ecuador de la primera parte. La buena actuación de Jordi González, guardameta de Bordils, en estos primeros minutos ayudó mucho a los suyos.

 

La recuperación del Atlético Valladolid fue lenta, pero poco a poco los de Nacho González se fueron enchufando a un encuentro duro y bronco, con pocos goles, muchos errores y defensas muy sólidas. Se echaban en falta los goles de Fernando Hernández, que llegaban a cuentagotas. Solo marcó tres en la primera parte, muy poco para el máximo goleador de la categoría de Plata. Sí estuvo más acertado Eduard Nono, segundo máximo artillero la pasada campaña en Liga, que lideró a Bordils con sus 4 goles en la primera mitad.

 

Del terrible 9-3 se pasó a un 13-10 a cinco minutos del descanso, una ventaja que el Atlético Valladolid pudo incluso reducir aún más, pero a vestuarios se marcharon con un 14-11 que dejaba bien claro las dificultades que tuvieron los vallisoletanos para anotar.

 

Cuando más se echaba en falta a Fernando Hernández, el veterano jugador apareció. El capitán anotó tres goles consecutivos para acercar al Atlético Valladolid Recoletas (16-14) nada más regresar a la cancha tras el descanso. Otro tres goles seguidos del Atlético Valladolid, del mismo Fernando, de Ávila y de Dani Pérez, pusieron el 19-18 en el minuto 40.

 

Sin embargo, instantes después José Ángel Delgado Ávila fue descalificado por golpear duramente en el rostro a Eduard Nonó, una acción que los árbitros interpretaron como intencionada y que dejó al Atlético Valladolid descompuesto en defensa, cortando la remontada visitante.

 

En los siguientes minutos Bordils siguió manteniendo su mínima ventaja en el marcador a pesar de que el Atlético Valladolid tuvo incluso alguna ocasión para empatar el choque. Los de Nacho González no pudieron culminar la remontada y entraron en la recta final con un 26-23 inquietante. El tiempo muerto del técnico vallisoletano, a siete minutos del final, sirvió de acicate a los suyos y acercó de nuevo (26-25, minuto 54) con dos dianas de Fernando.

 

La exclusión de Sergi Grossi, a falta de 3 minutos, fue otro duro golpe para el Atlético Valladolid. Pero a pesar de eso un gol de Luisma Lorasque y otro de Alfonso de la Rubia acercaron de nuevo a los visitantes (28-27) a falta de 1:10.

 

Una falta en ataque de Bordils permitió al Atlético Valladolid tener la posesión del balón a 30 segundos del final. Fernando Hernández anotó el gol del empate (28-28), pero dejó 10 segundos a los locales, que pudieron anotar el tanto de la victoria gracias al disparo de David Masmiquel (29-28) tras el saque de un golpe franco. Un gol que llegó en el último segundo del partido y dio el pase al Handbol Bordils.