El Guardés no da opción al Aula Cultura (30-16)

Las vallisoletanas consiguen meterse en un partido que tenían perdido pero sucumben en la segunda parte.

Mecalia Atlético Guardés 30: Ana Rodríguez (1), Vanesa Amorós (2), Babi Rodríguez (3), Estela Doiro (8), Catarina Corte (1), Isabel Maestro, Cristina Barrios (2), Laura Morais (1), Amit Izak, Cristina Maestro (p), Andrea Dapena (1), Alba Dapena (3), Irene Sánchez (p), Alesia Kurchankova (8), Carla Abad.

 

Aula Cultural 16: Mariia Makarenko (p), Patricia Fernández, Bea Casquero, Celia López (2), Ana Vergara (2), Ángela Nieto (1), Isabel Calderón (3), Alicia Torres, Cristina Cifuentes (1), Raquel de la Cruz (3), Teresa Álvarez (1), Cecilia Cossío, María González (p) y Amaia Garibay (3).

 

Parciales: 3-0, 6-0, 8-1, 9-6, 12-8, 13-9 // 14-11, 19-12, 22-13, 25-13, 28-14, 30-16

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 15ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Pabellón de A Sangriña de A Guarda (Pontevedra) que presentaba una excelente entrada.

El BM Aula Cultural cayó con autoridad en su visita a uno de los mejores conjuntos de la División de Honor Femenina, el Atlético Guardés. Las vallisoletanas, que fueron casi todo el partido por debajo en el tanteador soñaron con sacar algo positvo del Pabellón A Sangriña de  Guarda, pero el esfuerzo realizado en la primera parte para no irse del partido de manera prematura, acabó por resultar defintivo de cara al resultado final. En la segunda parte, el cuadro vallisoletano desapareció del encuentro, para que el conjunto gallego dominara con autoridad y acabara ganando cómodamente.

 

Un comienzo para olvidar de las chicas de Miguel Ángel Peñas que fueron incapaces de anotar un sólo gol en los primeros minutos, resultó decisivo. El parcial de 6-0 en los primeros 8 minutos de juego, obligó al técnico vallisoletano a solicitar un tiempo muerto para parar la sangría de goles en contra que estaba encajando su equipo. En el ecuador del primer acto, el marcador señalaba un 8-1 favorable a un Mecalia Atlético Guardés que veía que tenía en su mano el partido.

 

Sin embargo, el Aula volvió a mostrar su mejor cara después de este mal inicio y en apenas cinco minutos volvió a meterse de lleno en el encuentro. Como si del 'Ave Fénix' se tratase, el BM Aula Cultural emergió de sus cenizas y las vallisoletanas se colocaron a sólo tres goles de su rival (9-6) pese a que durante dos minutos jugaron con una jugadora menos por la exclusión de la segoviana Raquel de la Cruz.

 

Los papeles de los dos equipos habían cambiado por completo. El guión daba un giro radical en un abrir y cerrar de ojos y ahora era el técnico local el que tenía que parar el partido. Con 10-8 en el electrónico de A Sangriña, Manu Etayo pedía tiempo muerto cuando aún faltaban más de siete minutos para el descanso. La maniobra salió a pedir de boca para un Guardés que volvía a irse en el marcador gracias a dos tantos casi consecutivos.

 

En el último tramo del primer tiempo, las fuerzas de Guardés y Aula volvieron a igualarse. Las defensas se imponían a los ataques, y la diferencia de cuatro goles se mantenía a favor del cuadro local. El BM Aula había hecho, una vez más, lo más difícil, es decir, poder llegar con opciones de puntuar en un partido que tenía casi perdido al comienzo. Pero aún faltaba media hora de juego.

 

 

30 minutos completamente diferentes a los anteriores y que no comenzaron nada bien para los intereses de las vallisoletanas. Al igual que ocurrió en la primera parte, el Mecalia Atlético Guardés apretó los dientes tras el paso por vestuarios para volver a dar otro golpe al partido. A ello, se sumaba una nueva exclusión de Raquel de la Cruz, la segunda de la noche, que aprovechaban las pupilas de Manu Etayo para resolver definitivamente el choque. Con el 22-13, pocos hacían presagiar un nuevo desliz de las gallegas. Y así fue.

 

Una falta de la chilena Alicia Torres, era sancionada por la pareja arbitral con dos minutos, y las vallisoletanas bajaron defintivamente los brazos. El Guardés se iba en el marcador con demasiada comodidad y el BM Aula volvía a pagar muy cara su falta de acierto de cara a portería. Las porteras locales y las pérdidas de las visitantes hacían el resto. El encuentro ya estaba resuelto y sólo faltaba por saber la diferencia final en el electrónico. Una diferencia que tras la hora de partido fue bastante cruel con un Aula Cultural que volvió a demostrar todas sus carencias cuando juega fuera del Miriam Blasco.

 

El esfuerzo físico y mental llevado a cabo para remontar en la primera parte pasó mucha factura a un equipo y a unas jugadoras que deberán volver a 'agarrarse' con fuerza al fortín de pabellón para no verse envueltas en problemas de cara a lograr el objetivo de la permanencia.  Parece que el debut en la máxima categoría del Balonmano femenino nacional está pasando factura a domicilio a un conjunto vallisoletano que no puntúa lejos de Valladolid desde la primera jornada de liga.