El guardaespaldas de Michael Jackson confiesa que el cantante tuvo una grave sobredosis ante de sus hijos

El guardaespaldas contaba que en el año 2001 mientras el cantante disfrutaba de unos días en Disney World de Orlando con sus hijos Paris y Prince, cayó colapsado por culpa de una sobredosis delante de ellos.

El juicio de Katherine Jackson contra la promotora de conciertos AEG Live continúa y siguen saliendo datos escabrosos sobre Michael Jackson.Este proceso legal se inició cuando la madre de Michael Jackson acusa a la promotora de ser la única responsable de contratar a Conrad Murray, el único que ha sido acusado de homicidio involuntario por la muerte del Rey del Pop.

 

En esta ocasión, el guardaespaldas del cantante, Michael La Perruque ha testificado en dicho juicio a favor de la productora. Según informa El País, en dicho testimonio, el guardaespaldas contaba que en el año 2001 mientras el cantante disfrutaba de unos días en Disney World de Orlando con sus hijos Paris y Prince, cayó colapsado por culpa de una sobredosis delante de ellos.

 

Un testimonio escalofriante pero de ser totalmente cierto, también revelador. Michael La Perruque confiesa que tuvo que hacerle el boca a boca hasta que llegaron los médicos, como bien expresa el diario El País. Con este testimonio, la productora AEG Live quiere demostrar que Michael Jackson era un adicto desde hace mucho tiempo.

 

Pero no queda ahí las palabras de La Perruque, pues también añade a su testificación que el artista le pedía su compañía para hablar, aunque no se le entendía nada al cantante pues estaría ebrio.

 

A favor de Michael Jackson, el guardaespaldas ha expresado que el Rey del Pop no disponía de ningún medicamento a su alcance, por lo que la sobredosis de anestésicos que se llevó la vida de Michael podría haber sido propiciada, como bien fue condenado por Conrad Murray.

 

Mientras tanto, los hijos del cantante siguen una vida normal, Prince y Blanket Jackson siguen con normalidad y su hermana, Paris ya ha sido trasladada a otro centro para tratar sus problemas de depresión y psicológicos que llevaron a que la joven de 16 años tomara la drástica decisión de intentar suicidarse. 

 

Además parece que los líos paternales se han calmado para no afectar demasiado a Paris y que tenga una pronta recuperación y pueda volver a reunirse con sus hermanos de nuevo. También retomará la relación que inició con su madre biológica Debbie Rowe, que seguro que tienen mucho de que habl