El Guadalajara pasa por encima al Cuatro Rayas Valladolid

El BM Guadalajara superó con autoridad al Cuatro Rayas Valladolid (39-29) y sigue con su currículo inmaculado en casa, donde sólo ha cedido puntos con el líder FC Barcelona.

30 - BM Guadalajara: Moyano (31%); Silva (4), Reig (5), Pozzer (5), Fontenla (3), Vigo (5), Bozalongo (6); Almeida (33%), Barbero (p), Muiña (3), Parra (3), Valadao (5).

 

29 - Cuatro Rayas Valladolid: Lamariano (16%); Hernández (6), Paco López (4), Corzo (8), Camino (-), Megías (1), Ávila (1); Pérez Verdejo (14%), Porras (6), López, Lacasa (-), Juárez (-), Bozovic (2), César Pérez (1).

 

Parciales: 4-1; 9-2; 11-6; 16-7; 19-9; 24-12 -descanso- 27-16; 30-19; 33-22; 36-23; 38-24; 39-29 Arbitros: José Luis y Juan Manuel Vinagre Vázquez (Extremadura): Excluyeron a los locales Parra (2), Silva (2) y Valadao; así como a los visitantes Hernández y Paco López (2).

 

Incidencias: Partido de la decimoquinta jornada de la Liga Asobal. Pabellón David Santamaría. Cerca de 1000 espectadores, con la presencia de las Escuelas y los equipos de cantera del club en la denominada Fiesta del Balonmano Base.

Los alcarreños pasaron como una apisonadora por encima del Cuatro Rayas Valladolid (39-29) en un partido cómodo para los de Garralda.

 

La seria y contundente defensa morada desactivó el ataque visitante con acierto desde el principio y a los diez minutos echaba el candado a su portería con un sensacional Diego Moyano (9-2).

 

La renta fue aumentando con el paso de los minutos. Edu Reig, Bozalongo y Jorge Silva estaban finos y batían una y otra vez a Lamariano. Así, el resultado al descanso era aplastante (24-12).

 

En la reanudación, todo siguió su curso y nada podía fallar esta vez, olvidando lo sucedido en Copa días atrás con la remontada del Huesca. Garralda no quiso que sus chicos aflojaran y eso se notó en el luminoso con una renta de 13 goles (33-20).

 

Con la victoria morada en el bolsillo, la séptima en casa, a falta de cinco minutos el David Santamaría se llevaba las manos a la cabeza cuando Valadao en un lance con Porras quedaba tendido sobre el parqué con gestos ostensibles de dolor. El brasileño se quejaba de su rodilla y tuvo que ser retirado de la pista ayudado por sus compañeros. Fueron momentos de angustia en el banquillo morado que cuenta ya con dos hombres lesionados, Ales Silva y Kike Plaza.

 

Al final, 39-29 en un partido redondo de los alcarreños que cierran la primera vuelta con su máxima anotación en Liga y con 17 puntos, batiendo los registros de temporadas anteriores. Por su parte, el conjunto pucelano ocupa una de las dos plazas de descenso y deberá reaccionar cuando se retome la competición en el mes de febrero.