El Grupo Socialista reprocha la “tremenda chapuza” en las obras del entorno de La Antigua

El atasco de los autobuses articulados en el giro entre las calles Magaña y Solanilla obliga a levantar las aceras recién instaladas.

 

El Grupo Municipal Socialista reprocha la planificación y desarrollo de la obra que el Ayuntamiento lleva a cabo actualmente en el entorno de La Antigua, con un presupuesto de 253.932,69 euros y adjudicada en septiembre a TOYR S.A., para la urbanización y reparación de las redes de abastecimiento y saneamiento de las calles Magaña y Solanilla.

 

En concreto, el PSOE considera una “tremenda chapuza” que, una vez instaladas las  aceras de estas calles, haya sido necesario levantarlas para volverlas a construir al advertir que los autobuses articulados de AUVASA no podían realizar el giro e invadían el espacio destinado a los peatones.

 

La noche de este jueves una pala picadora de asfalto había triturado ya parcialmente el cemento de las aceras, tarea en la que continuó este viernes la cuadrilla, deshaciendo y rehaciendo el trabajo ya hecho.

 

El PSOE se pregunta qué tipo de control ejerce el Ayuntamiento sobre los proyectos de urbanización que contrata y por qué no se ha advertido con anterioridad de los problemas que podía acarrear el diseño de una curva cerrada en un circuito que transitan habitualmente los autobuses urbanos, de muchos metros de longitud.

 

Por último, los socialistas esperan que el error de diseño y sus consecuencias no incrementen el coste de la obra para los bolsillos de los vallisoletanos.