El Grupo Socialista acusa al Ayuntamiento de inflar partidas de gasto para "simular" ahorro

El PSOE acusa al equipo de Gobierno del “ahorro simulado” que se ha conseguido con el ‘Plan de racionalización en el gasto corriente 2012-2015’ a base de "inflar partidas de gasto corriente". 

El pasado mes de abril el Grupo Municipal Popular hizo balance del ahorro en gasto corriente que el Plan de racionalización había generado, llegando a los 4,9 millones en las cuentas del Ayuntamiento y aumentando hasta siete millones si contamos los organismos autónomos como las Fundaciones Municipales, la Semincio, Viva y Auvasa.

 

Sin embargo desde el Partido Socialista consideran “difícil hablar de ahorro” al analizar las cuentas desde 2007, cuando había un presupuesto para gasto de 189 millones de euros, mientras que en 2013 se han destinado para la misma partida 198 millones. “En lo que ha habido ahorro ha sido en la inversión; hemos pasado de 100 millones de euros en años de bonanza a una actual que apenas supera los diez”, comenta Óscar Puente, portavoz del PSOE en el Ayuntamiento.

 

El Grupo Socialista piensa que ha habido una “descarada manipulación de las cuentas públicas”, ya que, según han analizado, los populares “presupuestan unos gastos por encima de lo que saben que se va a ejecutar, utilizando la diferencia para simular un falso ahorro”. Para equilibrar el presupuesto, según los socialistas, el Partido Popular utiliza los ingresos provenientes del ladrillo, “que igualmente saben que tampoco se van a obtener”.

 

El problema para el PSOE radica en que el Ayuntamiento compara lo presupuestado con lo gastado, en lugar de hacer balance con presupuestos pasados, por lo que siempre parece que hay ahorro. “En el ejercicio 2013 se han presupuestado por importe de unos quince millones de euros partidas que se sabe, comparándolas con las de ejercicios pasados, que no se gastan”, señala el portavoz socialista.

 

De esta forma, en 2012 se presupuestaron 18,6 millones de euros por venta de bienes inmobiliarios para los ingresos mientras que se acabó obteniendo un beneficio de apenas 5.800 euros, según datos ofrecidos por el Grupo Socialista. “Así se acaba gastando menos de lo presupuestado, pero también se ingresa menos”, ha explicado Puente.

 

EL PRESUPUESTO ANTES Y DESPUÉS DEL PLAN

 

Según Óscar Puente, hay una serie de partidas presupuestadas en 2012 que, comparadas con las de 2011, cuando aún no se había puesto en marcha el plan, en lugar de disminuir se han incrementado. En concreto, el PSOE analiza 179 partidas del presupuesto del gasto corriente que “el PP infló en 2,8 millones”; es decir, que se presupuestó un 43% más de lo gastado el año 2011.

 

El PSOE  sostiene que para el año 2013 el equipo municipal de gobierno ha utilizado esta misma ‘estrategia’ con la que “se ha inflado injustificadamente otras 264 partidas de gastos corrientes por valor de 12,3 millones de euros”.

 

Además,  según Puente, comparando partidas de 2011, cuando no había plan, con las de este 2013, se observa en 184 que hay un aumento del presupuesto del 147%, por lo que los socialistas se preguntan “dónde está el ahorro”.

 

Para el Partido Socialista estos presupuestos están “al servicio de la propaganda; la realidad es que se gasta más de lo que se ingresa”.

 

POLÉMICA CON LAS TASAS A DEVOLVER POR EL AYUNTAMIENTO

 

Por otro lado, Óscar Puente admite que “cometimos un error” al pensar que el Ayuntamiento aún tenía que devolver tres millones de euros en tasas telefónicas, pero ha hecho especial énfasis en señalar  que “nadie lo sabía” y que “lo relevante ahora es que “a través de nosotros  se ha sabido que tuvo que devolver este dinero, ni los ciudadanos ni la prensa lo sabían antes”

Noticias relacionadas