El Grupo Popular de Valladolid cree que el viaje de Saravia a Madrid fue "electoralista"

El grupo municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid critica el viaje que realizó este martes el teniente de alcalde y concejal de Urbanismo y Vivienda, Manuel Saravia, a Madrid por considerarlo "electoralista" y porque "abandonó sus importantes funciones".

De esta manera, los 'populares' han censurado la visita de Saravia, acompañado por la presidenta y la secretaria de la Asociación Vecinal Rondilla, a la sede ministerial en la que esperaba conseguir ser recibido por la ministra, Fátima Báñez, o por el secretario de Estado de la Seguridad Social, el vallisoletano Tomás Burgos, para buscar una alternativa al derribo del edificio del antiguo colegio San Juan de la Cruz.

 

El PP ha reprochado que Saravia haya empleado "cuatro horas en un viaje a Madrid junto con dos vecinas sin haber convenido antes una cita con ningún cargo público del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social".

 

Así, han considerado que el viaje "era partidista y cargado de electoralismo", pues no había cerrado ninguna reunión en el Ministerio. "Acudir sin cita es un gesto de soberbia que sólo se explica en clave electoral y fuera de todo respeto institucional", han aseverado los 'populares', que han apostillado que Saravia desconoce, en su opinión, que los cargos públicos de la Administración del Estado "trabajan para el total de los españoles y conciertan citas de trabajo con las 17 comunidades autónomas y los más de 8.000 municipios que existen".

 

Todo ello se une, según el PP del Ayuntamiento de Valladolid, al "empecinamiento" de Saravia en no aprobar un acto tasado y reglado como es lo solicitado por la Tesorería General de la Seguridad Social para el derribo del inmueble del antiguo colegio, donde proyecta construir una Oficina Integral de la Seguridad Social.

 

De hecho, han advertido de que "podría estar presuntamente generando una situación cercana a la prevaricación, dado que no depende de la voluntad de un concejal cuando se aprueba, sino del cumplimiento de unos requisitos formales que ya se cumplen desde hace meses".

 

Sobre el proyecto, han recordado, la Seguridad Social "quiere poner en marcha en lo que hoy es un estercolero, un centro de atención integral no sólo a los vecinos de la Rondilla, sino también de otros siete barrios cercanos de la zona". Por ello, reprochan que el equipo de Gobierno municipal "antepone el respetable interés de un grupo de vecinos de una zona, por encima del derecho a la asistencia que recibirían los vecinos de La Rondilla y otros siete barrios del norte de Valladolid".

 

Finalmente, el Grupo Municipal Popular se ha preguntado cómo Saravia puede "abandonar durante algo más de cuatro horas tareas tan importantes como las que tiene encomendadas su Concejalía, como es el caso de la reforma del PGOU, el soterramiento, la reforma de la barriada 29 de octubre, la puesta en marcha de nuevas viviendas sociales, entre otras, para promover una actuación tan sumamente partidaria y electoralista".

 

En este sentido, han apuntado que esperan que Saravia "pague de su bolsillo" los gastos de su viaje y el de sus acompañantes, o bien que "lo haga su formación política y no sean a costa del dinero del resto de los vecinos de Valladolid", pues entienden que "su interés general es desatendido en favor de un pequeño grupo de vecinos de la ciudad".

Noticias relacionadas