El Grupo Norte arrolla a domicilio al Bilbao BSR

Los vallisoletanos rompieron el partido en el primer cuarto con un parcial de 8-22. 

El Fundación Grupo Norte ha dominado a un rival directo como el Bilbao BSR sin paliativos, tras realizar un completo partido en todas las facetas, fundamentalmente en el plano defensivo y en el juego interior, en el que Tanghe y Prieto se hicieron dueños de la pintura para sorprender desde el inicio a un conjunto bilbaíno que siempre fue a remolque y se mostró incapaz de reaccionar tras la salida fulgurante de los vallisoletanos.

 

El Fundación Grupo Norte no tuvo ningún reparo en salir a por todas para intentar marcar el ritmo del partido y hacerse con el control del juego desde el minuto uno, lo que consiguió merced a una buena defensa y a la efectividad de Prieto -Lalo- y de Tanghe, que se convirtieron en verdaderas bestias negras para los bilbaínos.

 

De hecho, en el primer cuarto los vallisoletanos arrollaron sin contemplaciones al conjunto local, que se vio sorprendido por la rapidez del rival y su consistencia defensiva, con la que dejaron el marcador en un contundente 8-22 tras los diez primeros minutos.

 

Ese varapalo inicial les sirvió a los vascos para ponerse las pilas en defensa con el fin de tratar de frenar a los lanzadores del Fundación Grupo Norte, Tanghe y Prieto, lo que lograron en primera instancia, ya que los vallisoletanos tardaron un poco en recuperar la plena capacidad de concentración pero, en cuanto lo hicieron, mantuvieron su línea defensiva, encontraron la aportación de otros jugadores como Sonia Ruiz y López y pudieron llegar al descanso con una renta de trece puntos en su casillero (21-34).

 

Tras la reanudación, los vallisoletanos salieron dispuestos a rematar el encuentro y a tratar de romperlo cuanto antes para no sufrir e intentar buscar una victoria lo más cómoda posible y, merced a una intensa defensa y al acierto anotador de Tanghe y Prieto, que no cedieron ni un ápice, aumentaron la renta hasta los veinte puntos (24-44), que obligaron al técnico local, Javier Sandomingo, a solicitar un tiempo muerto para cortar la sangría infligida por el Fundación Grupo Norte.

 

Pero los lanzadores bilbaínos quedaron bloqueados y, a excepción de Diallo y Díaz, que lograban mantener cierta efectividad, el resto apenas hizo acto de presencia en el pabellón vasco, por lo que las diferencias siguieron incrementándose hasta el 30-51 con el que terminó el tercer cuarto.

El último tiempo fue ya un mero trámite para el conjunto pucelano, que se mostró más errático y que bajó el nivel defensivo, lo que aprovechó el Bilbao para maquillar el resultado y hacer que el final no fuera tan abultado (49-66), con un García que hizo valer su calidad para terminar sumando 22 puntos a su casillero particular.

 

Una importante victoria para el cuadro dirigido por José Antonio de Castro que, con este triunfo, añadido al logrado en el que fue su primer encuentro en casa ante el Clínicas Rincón, coge fuerzas para seguir escalando posiciones y haciéndose como grupo de cara a los siguientes compromisos ligueros.