El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid defenderá en una moción presentada al Pleno del próximo 3 de marzo, que el Ayuntamiento refuerce los programas de Animación Sociocultural y Educación no formal de los CEAS y los Centros de Personas Mayores. En opinión de IU la Animación sociocultural y la Educación no formal han de ser "dos pilares básicos" dentro de cualquier política social que pretenda facilitar el desarrollo comunitario y la consecución plena de los derechos de las personas, informaron a Europa Press fuentes del grupo. Por ellos, IU considera que estos programas son "especialmente importantes", si tiene en cuenta la "difícil situación" económica y social actual. "Este hecho hace que sea espacialmente importante, reforzar la política social del Ayuntamiento de Valladolid", han puntualizado.. IU ha indicado que los CEAS han de impulsar proyectos cuya finalidad sea la prevención, la promoción e integración social o la participación social. Todo ello enfocado a diferentes colectivos o sectores de población: mujer, infancia, juventud, personas mayores. Asimismo, en este marco, el Grupo ha apuntado también a otras acciones como las actividades de los Consejos Sociales, programas de paternidad y maternidad responsable o programas de prevención de riesgos para la salud. CENTROS DE PERSONAS MAYORES En lo que se refiere a los Centros de Personas Mayores la óptica de la Animación Sociocultural lleva a fomentar los espacios de encuentro, la participación y el desarrollo personal de las personas mayores, con una una serie de actividades que "potencian" el envejecimiento activo, el cuidado de la salud o la promoción cultural. En este sentido, Izquierda Unida ha lamentado que "precisamente" durante los años en los que el Ayuntamiento debería haber reforzado la acción social, la contrata de animación sociocultural ha reducido un 23 por ciento su presupuesto. Finalmente, IU ha advertido de que las condiciones laborales del personal de la contrata "han ido empeorando progresivamente": menos tiempo de trabajo, peores salarios, disminución de los tiempos de preparación, planificación, programación y coordinación de actividades.

En opinión de IU la Animación sociocultural y la Educación no formal han de ser "dos pilares básicos" dentro de cualquier política social.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en Valladolid defenderá en una moción presentada al Pleno del próximo 3 de marzo, que el Ayuntamiento refuerce los programas de Animación Sociocultural y Educación no formal de los CEAS y los Centros de Personas Mayores.

  

En opinión de IU la Animación sociocultural y la Educación no formal han de ser "dos pilares básicos" dentro de cualquier política social que pretenda facilitar el desarrollo comunitario y la consecución plena de los derechos de las personas, informaron a Europa Press fuentes del grupo.

  

Por ellos, IU considera que estos programas son "especialmente importantes", si tiene en cuenta la "difícil situación" económica y social actual. "Este hecho hace que sea espacialmente importante, reforzar la política social del Ayuntamiento de Valladolid", han puntualizado..

  

IU ha indicado que los CEAS han de impulsar proyectos cuya finalidad sea la prevención, la promoción e integración social o la participación social. Todo ello enfocado a diferentes colectivos o sectores de población: mujer, infancia, juventud, personas mayores.

  

Asimismo, en este marco, el Grupo ha apuntado también a otras acciones como las actividades de los Consejos Sociales, programas de paternidad y maternidad responsable o programas de prevención de riesgos para la salud.

 

CENTROS DE PERSONAS MAYORES

  

En lo que se refiere a los Centros de Personas Mayores la óptica de la Animación Sociocultural lleva a fomentar los espacios de encuentro, la participación y el desarrollo personal de las personas mayores, con una una serie de actividades que "potencian" el envejecimiento activo, el cuidado de la salud o la promoción cultural.

  

En este sentido, Izquierda Unida ha lamentado que "precisamente" durante los años en los que el Ayuntamiento debería haber reforzado la acción social, la contrata de animación sociocultural ha reducido un 23 por ciento su presupuesto.

  

Finalmente, IU ha advertido de que las condiciones laborales del personal de la contrata "han ido empeorando progresivamente": menos tiempo  de trabajo, peores salarios, disminución de los tiempos de preparación, planificación, programación y coordinación de actividades.