El grupo africano de Gospel «Aba Taano» actuará en la iglesia de La Vega el 25 de abril

El grupo procedente de Uganda «Aba Taano» actuará el viernes 25 de abril a las 20:30 horas, en la parroquia de Santa María de La Vega en Arroyo de la Encomienda, dentro de su gira solidaria por España y Europa. 

Es un concierto gratuito, pero las aportaciones voluntarias del público irán destinadas a la Asociación «Música para salvar vidas», una organización sin ánimo de lucro que ayuda a los huérfanos y huérfanas de Uganda a crearse un futuro utilizando la música y la danza para construir su confianza y desarrollar su talento.  

 

«Aba Taano» significa «los cinco» en luganés, porque cinco eran inicialmente sus integrantes y da nombre a un grupo de jóvenes con edades comprendidas entre los 19 y 25 años procedentes de un orfanato de Uganda. Es el primer grupo musical que sale de este orfanato. Debido a su talento, determinación y trabajo duro, han superado todas las expectativas de éxito y ahora recorren Europa con su música. «Aba Taano» lo integran Nabbaale Harriett (mezzosoprano), Nakandi Joan (contralto), Kamogga Morris (barítono) y los bajos Ssenteza Derrick, Sserunkuuma Silver y Mayanja Louis.

 

UN VECINO SOLIDARIO

 

Desde que el proyecto se pusiera en marcha, han recorrido España, Países Bajos, Estonia, Hungría, Bélgica, Francia y Austria, entre otros países y ahora recalan en Arroyo de la Encomienda, gracias a la iniciativa de un vecino, Albert Fulconis, que el año pasado recogió el Premio Pie Derecho de Cadena Cope. Allí coincidió con este grupo –que también acudió a recoger su premio- y les propuso incluir Arroyo de la Encomienda en su gira. Dicho y hecho. Será la primera vez que este grupo recale en tierras vallisoletanas. Todo un lujo porque «Aba Taana» ha triunfado en los escenarios internacionales con una propuesta musical muy personal, inspirada en los ritmos étnicos de su tierra, cantados en idiomas tan exóticos como swahili, lugandés, fang, zulu, acholi y runyancore.

 

Su repertorio, basado en las tradiciones de su país, combina música tribal interpretada a capella, así como danzas tradicionales, pero no se limita sólo a la herencia africana, sino que también incluye improvisaciones, temas de gospel y otros ritmos, como el reggae o el rap.

 

UNA OPORTUNIDAD PARA LOS HUÉRFANOS DE UGANDA

 

Todos los integrantes del grupo proceden de los barrios pobres de Kampala, la capital ugandesa y se han criado en el mismo orfanato. Desde 2009 participan en el programa "Música para salvar vidas" que, a través de sus actuaciones, recauda fondos para que los niños y niñas que siguen llegando al centro puedan tener un lugar donde vivir, una escuela en la que educarse y una oportunidad en la vida. Estos viajes han sido decisivos para recaudar los fondos necesarios para cubrir los gastos de la educación y subsistencia en Uganda. Es la generosidad de aquellos que ven en sus conciertos lo que hace posible que estos chicos y chicas puedan estudiar, practicar su música y vivir como una familia en el orfanato.