El Gondomatik, ese rincón especial de Valladolid donde tomar un buen café... y hacer la colada

El espacio, en la calle Gondomar, combina a partes iguales gastronomía y cultura con unas particulares lavadoras que permiten limpiar la ropa mientras uno desconecta del mundo.

¡HAZNOS TU PROPUESTA!

 

¿Qué espacio en forma de bar o restaurante merece estar en nuestra sección de VallaLugares?

 

Puedes escribirnos a través de Twitter, Facebook o con un comentario en esta misma noticia si conoces algún lugar peculiar o interesante que crees que podemos visitar.

“Gondomatik es un Wash Bar, donde tenemos autoservicio y donde puedes pedir lo que quieras al mismo tiempo. La gente viene a tomarse un café, a comer algo, hoy tenemos teatro...”. No se trata de un bar al uso, desde luego. El curioso lugar, decorado con colores y más colores en sus paredes, se encuentra justo en esa línea imaginaria que separa el centro de Valladolid de el barrio de la Rondilla, la calle Gondomar. Y este que habla es el propietario, David López, conocido por sus amigos simplemente como López.

 

Y lo que ha conseguido este joven es algo que no suele verse en los bares de Valladolid. ¿Un Wash Bar? ¿Y eso qué es? A lo mejor obtiene una pista si ve las lavadoras que se encuentran nada más atravesar la puerta. Como lo oye. El Gondomatik es un bar donde tomarse un café, una caña, un plato de patatas caseras o un delicioso humus... y al mismo tiempo, hacer la colada.

 

Sin duda, una idea que suele verse en las películas o series americanas. “Es un concepto diferente y muy amplio. Viene gente de todo tipo a lavar”, explica López, con ciertos nervios. “Mantas, edredones, cosas grandes que no caben en lavadoras normales, o gente que está de paso y tiene ropa para lavar”. Entre estos suele haber por ejemplo equipos de fútbol o de rugby, sin ir más lejos.

 

¿Pero esto es algo necesario en España, realmente hay clientela para lavar? “Viene mucha gente, sí, sí”, confirma. “Depende de la semana, pero sí suelen venir cuatro, cinco, seis, siete u ocho personas al día, aunque suele variar según temporadas también, la época de cambiar edredones en casa...”, deja en el aire. Desde luego, el Gondomatik ya ha conseguido aguantar el año de rigor desde su apertura a comienzos de 2015 para poder considerarse mínimamente consolidado.

 

LAVADO Y CULTURA

 

Pasear por el establecimiento, que desde luego no tiene nada de pequeño, permite descubrir un pequeño estrado recién pasada la barra. El secreto está en que en el bar también se dan actividades culturales, como la noche del teatro los jueves o la del jazz los lunes.

 

“Hacemos programación mensual y escogemos. Hay eventos que se repiten, como el teatro o el jazz, y luego introducimos otros que la gente propone”. Así, el Gondomatik se surte culturalmente de sus propios clientes, entre los que por cierto hay de todo.

 

“Nosotros no tenemos ningún tipo de pretensión, viene de todo. De la Rondilla, del centro, gente joven, mayor... y luego cuando hay actividades también hay de todo, aunque suele venir más gente que le guste el teatro, claro”, sigue López. “Estamos en el límite entre el barrio y el centro y esto es algo que me gusta, porque en cada lado es una cosa diferente”.

 

“Se producen cosas curiosas, porque viene gente del barrio a tomar un vino y se junta con otros como el equipo de fútbol que viene a lavar y se quedan a comer, gente que viene a ver un espectáculo... Me gusta mucho verlo”, saca pecho el propietario. Eso sí, la clave más allá del número es... “No es cuestión de que haya mucha o poca gente, sino que la idea que hemos creado va funcionando y cogiendo lo que nosotros queremos”, cierra López. Sin duda, el Gondomatik va ‘lavando’ su propia imagen.

Comentarios

Le Corbusier 19/05/2016 22:20 #1
Bonito lugar e interesante vídeo. Me uno a Tribuna!

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: