Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Gobierno vasco asegura que la muerte de la niña de Treviño fue "un desgraciado caso puntual"

Descarta que el fallecimiento se debiera a un problema de "insolidaridad o descoordinación" entre Euskadi y Castilla y León


VITORIA/BURGOS, 26 (EUROPA PRESS)

El consejero vasco de Salud, Jon Darpón, ha asegurado que la muerte de Anne Ganuza, la niña de Treviño (Burgos) fallecida el 16 de marzo en Vitoria por las complicaciones de una varicela, fue "un desgraciado caso puntual" y no un problema de "insolidaridad o descoordinación" entre las administraciones de Euskadi y Castilla y León.

Darpón ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Salud del Parlamento vasco para ofrecer explicaciones sobre la muerte de Anne Ganuza, la niña de tres años fallecida el pasado 16 de marzo por las complicaciones derivadas de una varicela.

La familia de la niña ha denunciado a varios médicos de los servicios de salud del Gobierno vasco y de la Junta de Castilla y León por la atención que se prestó a la joven en los días previos a su fallecimiento, y por la decisión de no enviar una ambulancia a su casa cuando, unas horas antes de su muerte, los padres contactaron con el servicio de emergencias.

La menor murió en el Hospital Txagorritxu de Vitoria, al que había sido trasladada por su padre desde su domicilio en La Puebla de Arganzón, un municipio perteneciente al enclave burgalés de Treviño, situado en el territorio de Álava.

La familia había llamado previamente al servicio de emergencias 112 del Gobierno vasco, desde el que en lugar de enviar una ambulancia, se optó por enviar a un médico de guardia a visitar a la menor. No obstante, para cuando el facultativo llegó a La Puebla de Arganzón, los padres ya la habían llevado a Txagorritxu.

COORDINACIÓN "EFICAZ"

En su comparecencia, Darpón ha asegurado que lo ocurrido no fue fruto de "una decisión administrativa", sino que se trata de "un desgraciado caso puntual". Además, ha destacado que el fallecimiento de la niña nada tuvo que ver con un problema de "insolidaridad o descoordinación" entre las administraciones de Euskadi y Castilla y León.

De hecho, ha asegurado que la colaboración entre los servicios de salud de ambas comunidades autónomas funciona de forma "eficaz" y que el servicio que se presta a los ciudadanos de las zonas limítrofes entre Euskadi y Castilla y León tiene "las mismas garantías de calidad" que el que reciben el resto de personas de estas autonomías.

Sobre la decisión de no enviar una ambulancia al domicilio de la menor, la ha atribuido a que la médico a la que se derivó la llamada "no lo juzgó conveniente".

(Habrá ampliación)