El Gobierno sobre los heridos en 'bous al carrer': "El debate no es prohibir los festejos, sino aumentar la prevención"

Juan Carlos Moragues en imagen de archivo
El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asegurado este martes que el debate "ahora no está en festejos taurinos sí o no o en 'bous al carrer' sí o no", sino en "aumentar la prevención y cumplir toda la normativa", tras los incidentes de los últimos días con seis heridos, dos de ellos menores de edad, en varios municipios valencianos durante este tipo de eventos.
VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)



"La política del Gobierno es de defensa y respeto a nuestras tradiciones y costumbres, y apostar por la libertad", ha subrayado Moragues en declaraciones a los medios en Valencia preguntado por si las fuerzas de seguridad del Estado podrían intensificar su labor en estos festejos y colaborar con asociaciones taurinas para evitar la presencia de menores.

Desde el pasado sábado han resultado heridas cinco personas en estas celebraciones: un joven de 21 años y una mujer de 60 en Pinós (Alicante), un hombre de 50 años en El Puig (Valencia), un hombre en Turís (Valencia) y dos menores, una de 14 años en Museros (Valencia) y otro de 15 en Calpe (Alicante).

Ante esta situación --y sobre la voluntad de la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer de la Comunitat de que la responsabilidad recaiga sobre los padres de los menores cuando sean heridos en los festejos--, el representante del Ejecutivo ha abogado por "establecer mecanismos de supervisión y vigilancia para que no haya menores" en el caso de que finalmente se prohíba su asistencia.

No obstante, ha remarcado que la seguridad en este tipo de eventos corresponde a los municipios que los organizan y a la Generalitat y que "no es competencia directa de la Administración del Estado y de los cuerpos y fuerzas de seguridad". A pesar de ello, ha señalado la importancia de incrementar la prevención y planificación con el objetivo de que "todo el dispositivo esté bien organizado y cumpla la normativa de seguridad".

"RIESGO EVIDENTE"

Paralelamente, Juan Carlos Moragues ha señalado que esta actuación debe ir acompañada de "una rápida respuesta de emergencias en caso de siniestro", algo que "también es responsabilidad municipal y autonómica". "Como en cualquier evento con gran afluencia que conlleve un riesgo evidente, se tiene que extremar la seguridad", ha indicado.

Con todo ello, entiende que se ha de "evitar la posibilidad de que ocurran accidentes con los dispositivos adecuados", si bien ha insistido en que el Gobierno está "a favor de nuestras costumbres y tradiciones y de lo que la gente desea y aprecia, que es divertirse en estos festejos".

"No se trata de prohibir nada, sino que se celebren con toda la normativa de seguridad y con el despliegue adecuado para que no ocurra ningún incidente", ha reiterado el delegado del Gobierno.