El Gobierno responde con un "no" tajante a la consulta y acusa a los firmantes de "violentar la Constitución"

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha afirmado rotundo este jueves que la consulta "no se celebrará" en Cataluña, ya que, según ha explicado, la Constitución "no autoriza a ninguna comunidad autónoma a someter a referéndum cuestiones que afectan a la soberanía nacional" y sobre las que se deben pronunciar "todos los españoles".

Así lo ha asegurado Gallardón en los pasillos del Congreso poco después de conocer que CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP han acordado convocar la consulta el 9 de noviembre de 2014 con una pregunta doble: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? y ¿Quiere que sea independiente?".

El ministro ha recalcado que pretender que Cataluña adopte una decisión sobre un asunto que corresponde a "todos" los españoles, como es la soberanía nacional y la integridad territorial, es "hurtar a los españoles" de su capacidad de decisión. "Es un intento de violentar la Constitución en contra de los derechos fundamentales de los españoles", ha enfatizado.

"El Gobierno garantiza que no se va a producir ninguna acción ilegal en España. La realización de una consulta de esa naturaleza sería contraria a la Constitución y al Estatuto de Autonomía", ha resaltado, para añadir que Artur Mas como "representante ordinario del Estado" en Cataluña está "obligado al cumplimiento de la ley".