El Gobierno presupuesta otros 23.000 millones para el Fondo de Liquidez Autonómica

El Gobierno ha previsto dotar con otros 23.000 millones de euros el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en 2014 para repartir de nuevo entre las autonomías que no puedan financiarse en los mercados.

La cuantía prevista es la misma con la que se ha dotado el FLA en el actual ejercicio. El fondo se creó en el año 2012 y fue dotado con 18.000 millones de euros, de los que se gastaron finalmente 16.774,17. En total, en tres años, la dotación suma 62.638 millones de euros.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha incluido una previsión del FLA en el proyecto que ha enviado a las Cortes para su debate; el año pasado, esos 23.000 millones de euros del fondo se introdujeron en las cuentas públicas a través de dos enmiendas presentadas por el PP en el Senado al proyecto de Presupuestos.

Desde que este instrumento se creó en 2012, son nueve las comunidades que se han adherido a él, lo que les permite obtener financiación que no conseguirían en los mercados a un precio razonable acudiendo por su cuenta. Es el Estado el que logra el dinero, a través del Tesoro o de otras fórmulas como un crédito sindicado, que reparte después a través del FLA.

NUEVE COMUNIDADES ADHERIDAS

Asturias, Islas Baleares, Cantabria, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Murcia y Canarias son las comunidades que se adhirieron en 2012 y que volvieron a solicitar dinero este año, por una cantidad que todavía no está cerrada. De hecho, la ampliación del objetivo de déficit para este año hará que algunas autonomías financien la diferencia con cargo al FLA.

En 2012, Cataluña fue la que más fondos obtuvo, 6.732,28 millones, seguida de la Comunidad Valenciana (3.855,89 millones), Andalucía (2.827,42) y Castilla-La Mancha (1.037,22 millones). El FLA se creó ese año y sólo cubrió el segundo semestre del ejercicio.

El dinero que las autonomías obtienen del FLA se ha venido destinando a pagar los vencimientos de su deuda y a otros conceptos como el pago de facturas pendientes de proveedores. Adherirse a este fondo les acarrea a cambio obligaciones, como comprometerse a cumplir un plan de ajuste.