El Gobierno insiste: La independencia sitúa a Cataluña fuera de la UE y para volver necesita unanimidad

Artur Mas y Oriol Junqueras
El Gobierno ha vuelto a insistir en que una hipotética independencia de Cataluña situaría esta comunidad fuera de la Unión Europea y para volver necesitaría la unanimidad de los Estados miembros y negociar un nuevo tratado de adhesión.
MADRID, 15 (EUROPA PRESS)



Esta vez el mensaje tiene como destinatario al diputado de Amaiur Jon Iñarritu, que en una pregunta parlamentaria quiso hacer un cierto paralelismo entre la situación de Ucrania, donde la minoría rusa impulsa la secesión de algunos territorios, y el caso de Cataluña, donde hay una consulta soberanista prometida para el 9 de noviembre.

En su respuesta, recogida por Europa Press, el Gobierno subraya que, "desde el punto de vista del Derecho Internacional, el nacimiento de un nuevo Estado, aunque dependa en buena medida de la voluntad del resto de los Estados de la comunidad internacional, debe respetar en primer lugar el principio jurídico del Estado de Derecho en el sentido de que deben respetarse en todo caso las exigencias jurídicas del ordenamiento (iusinternacional y también el constitucional interno) y, en segundo lugar debe respetar el principio de integridad territorial del Estado".

Por todo ello concluye que "no cabe hablar de la existencia de un derecho de secesión por no darse, en el caso de Cataluña, los estrictos requisitos fijados por el Derecho Internacional (proceso descolonizador, situación de anexión o conquista, violación masiva y flagrante de los derechos humanos)".

Además, recuerda que "el Derecho de la Unión Europea abunda en este planteamiento y, de acuerdo con los Tratados fundamentales, la separación de una parte de un Estado miembro, implica la consideración como nuevo Estado fuera de la Unión Europea y la exigencia de negociación y celebración de un (nuevo) tratado de adhesión en el que se fijen las condiciones de pertenencia a la Unión".

Y todo este proceso, subraya el Ejecutivo, "requiere desde el principio al fin la decisión del Consejo de la UE por unanimidad y un acuerdo entre el nuevo Estado y todos los Estados miembros", como se recoge en el artículo 49 del Tratado de la Unión Europea.