El Gobierno empieza mañana a analizar ayudas para paliar los daños por las últimas inundaciones

Miguel Arias Cañete en el Senado
La Comisión de Subsecretarios del Gobierno analizará este miércoles el impacto de las últimas inundaciones sufridas en todo el territorio nacional y empezará a preparar los mecanismos para paliar los daños y financiar las obras de reparación de las infraestructuras.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



Así lo ha explicado el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en respuesta al senador de UPN Pedro Eza, quien en el pleno de la cámara alta de este martes le ha pedido explicaciones sobre cómo se arreglarán las defensas del Ebro a su paso por Navarra dañadas por los últimos desbordamientos.

El senador ha asegurado que la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha admitido que no invertirá en reparar las motas porque no cuenta con presupuesto para ello y que es una obra que deben asumir los ayuntamientos. Pedro Eza ha denunciado que las últimas inundaciones han tenido peores consecuencias porque las defensas del Ebro dañadas en enero no se repararon entonces y ha subrayado el "desconcierto" y la "indignación" de los afectados.

El ministro ha reconocido la mala situación económica de las confederaciones hidrográficas, heredada, ha dicho, del gobierno anterior. Y ha asegurado que se trabajará para paliar los daños de las inundaciones, pero en el conjunto del país a la vez.

Para ello, la Comisión de Subsecretarios, que prepara los asuntos que después aborda y aprueba el Consejo de Ministros, tratará este asunto mañana. "El Gobierno es muy consciente de los problemas por las inundaciones en toda España", ha dicho Arias Cañete, que ha cifrado en unas 15.000 las hectáreas afectadas por el desbordamiento del Ebro medio, en las comunidades de Navarra y de Aragón. El río ha llevado desde enero un caudal medio de mil metros cúbicos/segundo, frente a los 140 del año pasado.

El ministro ha admitido que para el futuro es necesario reforzar los trabajos de limpieza de cauces y desagües de los ríos, pero ha advertido de que se hará "implicando a todas las administraciones competentes".