El Gobierno elevará la edad mínima de consentimiento sexual de 13 a 16 años

El Gobierno elevará la edad mínima de consentimiento sexual de los 13 a los 16 años, según ha confirmado fuentes del Ministerio de Sanidad, desde donde recuerdan que "la medida está encaminada a evitar abusos y en ningún caso a penalizar relaciones entre iguales".

La medida, que está incluida dentro del anteproyecto de reforma del Código Penal, será previsiblemente aprobada en el próximo Consejo de Ministros, según informan, para posteriormente iniciar su tramitación parlamentaria. Así, con su aprobación, se resuelve una situación que situaba a España como el país con la edad de consentimiento sexual más baja de la Unión Europea.

El texto, que adelanta este miércoles 'El País', ratifica que el adulto sea condenado a penas de entre dos y seis años de cárcel aunque se de consentimiento; del mismo modo no se considerará delito en aquellas relaciones sexuales consentidas entre menores con edad similar o grado de madurez similar.

Fuentes de Sanidad recuerdan que "este tema ya estaba anunciado y será así", destacando que "el texto recoge que la medida esta encaminada a evitar abusos a menores y en ningún caso a penalizar relaciones entre iguales, y esto también se recoge perfectamente en el texto".

La ministra de Sanidad, Ana Mato, propuso el pasado meses de mayo a los grupos parlamentarios en el Congreso elevar a los 16 años la edad mínima de consentimiento sexual en menores, aunque la medida fue presentada en el Consejo de Ministros en abril dentro del Plan de Infancia y Adolescencia, donde también se incluía subir la edad para contraer matrimonio a los 16 años que actualmente está en 14 años.

Mato explicaba en su comparecencia en la Comisión de Igualdad del Congreso que la medida se hacía siguiendo las recomendaciones del Comité de Derechos del Niño de la ONU de 2007, con el fin de luchar contra la pederastia, así como del Consejo de Europa, que considera que por debajo de los 15 años un niño no puede dar su consentimiento para mantener una relación sexual con un adulto.