El Gobierno, comprometido con la detección temprana de los Trastornos del Espectro Autista con Salamanca como protagonista

Autismo

Sus líneas estratégicas se basan en la promoción de la salud mental, prevención de la enfermedad y la erradicación del estigma asociado a las personas con trastorno mental.

Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) continúan siendo objeto de análisis y estudio por parte de numerosos centros y colectivos de España. Uno de los más potentes es el equipo que dirige el profesor Ricardo Canal en la Universidad de Salamanca y que cuenta con un gran prestigio en este ámbito.

 

Y precisamente la investigación en los TEA se ha convertido en una prioridad para el Gobierno de España, o al menos eso es lo que reconoce en el apartado del Sistema Nacional de Salud, basado en una estrategia cuyo objetivo primordial es el de promover la salud mental adoptando un nuevo camino para impulsar las actividades de prevención, diagnóstico precoz, tratamiento, rehabilitación y reinserción social, según señala el Gobierno en el Boletín de las Cortes Generales.

 

Asimismo, la población pediátrica se constituye en uno de los objetivos de trabajo para este año, y para ello, se han constituido una serie de grupos de trabajo expertos, con el objetivo de identificar acciones e intervenciones concretas que puedan ayudar a las Comunidades Autónomas a implementar las prioridades de la Estrategia nacional.

 

Uno de estos grupos de trabajo es el de autismo y trastornos generales del desarrollo, constituido por expertos en la materia, Comunidades Autónomas, sociedades científicas y asociaciones de pacientes, y que trabaja en elaborar un documento que incluya el análisis del problema abordado e identifique las medidas a desarrollar para la mejora del diagnóstico y tratamiento del Autismo y trastornos generales del desarrollo, para poder así impulsar la detección precoz del problema y las recomendaciones de acciones e intervenciones específicas.
 
 
Las conclusiones y recomendaciones resultantes de estos proyectos se tendrán en cuenta para el proceso de actualización de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud, de tal manera que los aspectos identificados como prioritarios queden encuadrados dentro de las líneas estratégicas de: promoción de la salud mental de la población, prevención de la enfermedad mental y erradicación del estigma asociado a las personas con trastorno mental, atención a los trastornos mentales, coordinación intrainstitucional e interinstitucional, formación del personal sanitario e investigación en salud mental.
 
 
Se informa además que, en colaboración con la Universidad de Salamanca está en estos momentos emplazado en una estrategia de investigación que comprende ámbitos como la detección temprana, el registro de Trastornos de Espectro Autista (TEA) y la medición de la prevalencia, lo que conlleva formación de profesionales pediatras, sensibilización y liderazgo de temas, en colaboración con grupos europeos y americanos.
 
 
Todas estas actividades sí se entienden enmarcadas en un plan de actuación, que recientemente se han visto impulsadas por la firma de un nuevo convenio entre el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y la Asociación Española de Profesionales del Autismo (AETAPI).