El Gobierno autonómico reordena la estructura de Familia e Igualdad de Oportunidades

Pretende intensificar la atención a las personas y la protección a las víctimas de violencia de género.

El Consejo de Gobierno ha aprobado dos decretos que afectan a la estructura de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y a la Gerencia de Servicios Sociales. La nueva estructura concentra todas las actuaciones de acción social en la Gerencia de Servicios Sociales para ganar en coordinación y poder volcar todos los esfuerzos en la atención a las personas. Así, la Dirección General de la Mujer y el Comisionado para la Droga de Castilla y León se integran en la Gerencia de Servicios Sociales. Además, se potencia el área de mujer con la creación de un servicio específico de integración que permitirá intensificar la protección a las víctimas de violencia de género. Estos cambios suponen agilizar la gestión y la prestación de servicios y, a la vez, mantener el empleo público en estas áreas.

 

Con el objetivo de dar una respuesta más coordinada, ágil, eficaz y ajustada a las necesidades de los ciudadanos, la Junta de Castilla y León ha reordenado los recursos humanos dependientes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y de su organismo autónomo, la Gerencia de Servicios Sociales.

 

Esta reordenación permite optimizar todos los recursos administrativos y proporcionar una mayor vinculación y coordinación de las políticas sociales para potenciar la protección social de las personas más vulnerables, con independencia de que sea una mujer maltratada, una persona dependiente o con discapacidad, que haya perdido su empleo o carezca de recursos económicos.

 

Junto a esto, se potencia el área de mujer, con la incorporación de un nuevo servicio de integración. Con ello, se intensificarán los efectivos que trabajarán para tratar de aumentar la autonomía de las víctimas de violencia de género, en consonancia con las líneas maestras marcadas por el nuevo modelo 'Objetivo Violencia Cero', que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades pretende poner en marcha antes de que finalice este año.

 

Esta reordenación administrativa forma parte de las medidas impulsadas por la Junta de Castilla y León para reformar la Administración de la Comunidad, tal y como se acordó el 30 de enero de 2014 y recogió el Boletín Oficial de Castilla y León del pasado 3 de febrero. Las necesidades que han surgido en los últimos años, ante la situación económica general aconsejan una organización de la Administración de la Comunidad mucho más centrada en las necesidades de las personas y de las familias, con una plena coordinación interna que aproveche todos los recursos existentes.

 

La Red de Protección a las familias de Castilla y León, creada por el Decreto-Ley 2/2013, de 21 de noviembre, ha sido un claro ejemplo de reordenación y coordinación de apoyos a las personas. Con este referente, el modelo se traslada ahora a los servicios administrativos que ofrece la Administración de la Comunidad de Castilla y León –los que afectan a la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades- trasladando competencias que venía desarrollando directamente esta Consejería a la Gerencia de Servicios Sociales -las que desarrollan la Dirección General de la Mujer y el Comisionado para la Droga de Castilla y León-.

 

Toda la política de acción social, en la Gerencia de Servicios Sociales

La Dirección General de la Mujer y el Comisionado para la Droga mantienen su rango y pasan a depender de la Gerencia de Servicios Sociales, con lo que se estrecha su vínculo con las políticas sociales y se gana en agilidad, calidad y eficacia a la hora de prestar, por ejemplo, atención a las mujeres víctimas de violencia -y a sus hijos o mayores dependientes- o a las personas con problemas de drogadicción.

 

Al quedar ambas áreas integradas en la Gerencia se podrá aprovechar la extensa red de Servicios Sociales que existe en la Comunidad para dar una respuesta más coordinada y ampliar las posibilidades de detección y atención inmediata de situaciones de desigualdad y violencia, o atención ante problemas de drogadicción.

 

Así, la Dirección General de la Mujer, con sus tres servicios, se integra con todos sus efectivos en la Gerencia de Servicios tanto en el ámbito de servicios centrales como territoriales.


Del mismo modo, el Comisionado para la Droga de Castilla y León, con su estructura administrativa y sus efectivos, hasta ahora dependientes directamente de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, también se integra en la Gerencia de Servicios Sociales a nivel central y territorial. Su experiencia en la prevención, atención y reinserción de las personas afectadas por este tipo de adicciones -muchas de ellas en exclusión social o en riesgo de estarlo- desarrollará con esta nueva estructura sus actuaciones, aprovechando también las que llevan a cabo los Servicios Sociales.

Una única unidad de atención en el territorio.

 

Esta misma estructura se replicará en las nueve capitales de provincia, donde se unificarán en la misma unidad administrativa la Gerencia de Servicios Sociales y el Departamento Territorial. De esta forma, se facilita al ciudadano un punto de referencia en la atención a sus necesidades. Las unidades específicas de Juventud seguirán manteniendo su ubicación en las provincias, aunque orgánicamente dependerán de la Dirección General del Instituto de la Juventud. Lo que se pretende es contar con una estructura territorial sólida, flexible y totalmente ajustada a las demandas de las personas.

 

En consecuencia, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades contará con la Secretaria General y la Dirección General del Instituto de la Juventud; y la Gerencia de Servicios Sociales, con la Dirección General de Familia y Políticas Sociales, la Dirección General de la Mujer y el Comisionado para la Droga.