El Gobierno anuncia la creación de un contrato de suministro eléctrico específico para los regantes

Ha defendido que Agricultura "fomenta" las agrupaciones de regantes en centrales de compra que, gracias a precios "competitivos".

El Ministerio de Agricultura está trabajando en el diseño de un nuevo contrato de suministro eléctrico "específico" para los regantes, según ha avanzado el titular del departamento, Miguel Arias Cañete, que ha defendido además que las agrupaciones en centrales de compra de más de 30 comunidades les permite ahorrar más de 60 millones de euros al año.

  

Así se ha pronunciado durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, después de que el diputado socialista Felipe Sicilia le haya preguntado por las medidas que aprobará para que los regantes tengan unas condiciones "justas y más competitivas" de acceso al suministro eléctrico, sin que suponga "poner en riesgo" la pervivencia de su actividad.

  

"Estamos buscando una fórmula exclusiva para los regadíos que les permita tener un contrato de suministro adaptado y específico para un consumo con perfil de temporada. No es fácil, porque tiene que ser aplicable sólo a este sector y no contaminar a otros que podrían introducirse en la misma", ha explicado Cañete.

 

 

TRABAJO SIN DESCANSO

  

No obstante, ésta no es la única medida que el Ministerio ha adoptado en beneficio de las comunidades de regantes, según ha asegurado Arias Cañete, señalando que los responsables de su departamento mantienen "muchas reuniones" con los representantes de este colectivo.

  

En este sentido, ha defendido que Agricultura "fomenta" las agrupaciones de regantes en centrales de compra que, gracias a precios "competitivos" de 100 giga vatios/hora al año, permiten unos ahorros de entre el 10% y el 14% en el consumo eléctrico, lo que supone más de 60 millones de euros al año en términos absolutos.

  

Además, el Plan Nacional de Regadíos ha permitido "modernizar" 1,49 millones de hectáreas con una inversión de 400 millones de euros para "aumentar su eficiencia energética" y la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias ejecutará este año hasta 83 actuaciones con 420 millones de euros de inversión, mientras que las sociedades estatales de aguas Acuaes y Acuamed destinarán 1.737 millones a lo largo de la legislatura a mejoras de eficiencia energética y consumo de agua.

  

En el ámbito europeo, Cañete ha defendido que las negociaciones sobre la Política Agrícola Común (PAC) han permitido que España reciba 47.000 millones de euros ayudas agrarias "evitando la 'tasa plana' que tanto defendían los socialistas y que hubieran llevado las ayudas a 229 euros por hectárea" frente a los 476 euros por hectárea para 938 millones de hectáreas que finalmente se abonarán. "El doble que si se hubieran seguido las erráticas políticas socialistas", ha destacado el ministro.

  

Asimismo, las inversiones en la modernización de los regadíos destinadas a mejorar la eficiencia energética y en el uso del agua se podrán financiar con los fondos Feader de los programas de desarrollo rural.

  

"No hemos parado de trabajar en favor de los regantes, algo que su partido nunca hizo cuando estuvo en el Gobierno. El Gobierno viene defendiendo a los regantes con un trabajo serio y continuado, con acciones en beneficio del sector, con un diálogo permanente con los representantes del colectivo y en un estrecho contacto con el Ministerio de Industria", ha zanjado.

 

HOY LOS REGANTES ESTÁN PEOR

  

Sin embargo, Felipe Sicilia ha recordado a Cañete que ya en la oposición prometía una tarifa especial para los regantes y ha criticado que, tras dos años trabajando en ello, el Ministerio no haya aportado hasta la fecha "ni una sola solución". "Fue llegar al Gobierno y esa promesa de oposición se desvaneció, como tantas otras", ha lamentado.

  

Por eso, cree el diputado, "hoy los regantes están peor" que al inicio de la legislatura, con un IVA del 21% y unas tarifas eléctricas que "suben una y otra vez y que están llevando al regadío a una situación límite. Ante esto, sólo le hemos oído hablar de buenas intenciones y buena voluntad, pero ni una sola solución se ha puesto encima de la mesa para arreglar este problema", ha reprochado.

  

En estas circunstancias, los regantes "ya se han cansado de las buenas palabras" del ministro y han convocado una manifestación el próximo 26 de febrero para pedir que "no se pongan en riesgo miles de hectáreas", ha recordado Sicilia, instando a Cañete a "dejar de escudarse en Industria o en la herencia recibida" y comenzar a buscar soluciones para los problemas del colectivo, que "antes temía a la sequía y ahora teme a la política (del Gobierno) en materia energética".