Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Gobierno acuerda con las comunidades por unanimidad el sistema de aplicación de la PAC

Imagen del Consejo sectorial reunido en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

El sistema de aplicación de la PAC, que se basará en la creación de entre 22 y 24 regiones agronómicas para dar viabilidad a todos los sectores productivos en todo el territorio español y se crea una nueva definición de agricultores activos. 

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha acordado con las comunidades autónomas la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en el seno de la conferencia sectorial.

 

Al finalizar la sectorial, Cañete ha explicado a los medios que la reunión de esta tarde pone fin a un "largo proceso" de puesta en marcha de la PAC, que empezará a aplicarse a partir de 2015 y que contempla ayudas para España de unos 47.000 millones de euros.

 

El Gobierno ha acordado con las comunidades por unanimidad el sistema de aplicación de la PAC, que se basará en la creación de entre 22 y 24 regiones agronómicas para dar viabilidad a todos los sectores productivos en todo el territorio español.

 

Pese a esta nueva división del territorio, Cañete ha garantizado que las ayudas a agricultores de una comunidad determinada no variarán al alza o la baja más del 0,67% de ficha total de ayudas directas. "Los movimientos no son significativos entre comunidades ni entre agricultores", ha dicho.

 

 Por otro lado, la sectorial ha abordado los pagos acoplados que se van a poner en marcha en la PAC, bajo la premisa de ayudar a los sectores en problemas o riesgo de abandono. Según Cañete, se ha seguido un criterio objetivo y se ha diseñado un programa de seguimiento por si es necesario corregir algunas desviaciones.

 

Estos pagos acoplados, según el ministro, beneficiarán sobre todo a la ganadería, el "gran olvidado" de la reforma. En concreto, recibirán estos pagos el vacuno de engorde, el ovino, caprino, el vacuno de leche, así como la remolacha azucarera, el arroz, el tomate para la industria, los frutos de cáscara, o los cultivos proteicos, entre otros.

 

En total, tal y como ha señalado Arias Cañete, se van a destinar unos 585 millones a pagos acoplados, cifra que supone sólo el 12,8% del total de las ayudas directas.

 

En cuanto al sistema de seguimiento para corregir eventuales desviaciones, la sectorial ha acordado que el grupo tendrá hasta julio de 2016 para introducir nuevos cultivos o producciones acopladas, singularmente el caso del olivar de baja producción, trigo duro o uva pasa.

 

NUEVA DEFINICIÓN DE AGRICULTORES ACTIVOS

 

Por otro lado, la sectorial ha dado un "paso histórico" en el control de ayudas a agricultores activos y explotaciones con actividad, puesto que a partir de ahora no serán considerados agricultores activos aquellos que obtengan más del 80% de sus ingresos de las ayudas directas.

 

Es decir, que si un agricultor percibe 100.000 euros de ayudas tendrá que obtener un mínimo de 20.000 euros de ingresos si quiere conservar dicha ayuda. El nuevo límite se aplicará a aquellos agricultores que perciban más de 1.250 euros en ayudas.

 

Esta medida, tal y como ha dicho Arias Cañete, afectará a 71.476 productores y permitirá que 550 millones de euros se deslocalicen de unos agricultores sin actividad significativa y se puedan dirigir a otros que sí tienen una actividad importante.

 

Además, para que haya actividad agraria en un territorio, la actividad ganadera vinculada a pasto se fijará en 0,20 unidades de ganado mayor por hectárea. En el caso de las vacas, por ejemplo, cada 5 hectáreas tendrá que contar al menos con una vaca para garantizar la actividad agraria.

 

NUEVA FORMA DE REPARTO

 

Finalmente, la sectorial ha aprobado también el procedimiento para distribuir los fondos de desarrollo rural entre las comunidades, corrigiendo las disfunciones y los desequilibrios introducidos en la forma de reparto del periodo 2007-2013, cuando se benefició a tres comunidades (Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha).

 

La nueva fórmula de reparto se basa en la que usa la Comisión Europea para repartir los fondos entre los Estados miembros a partir de indicadores económicos, ambientales y territoriales. Pese a la corrección del modelo, el Gobierno ha introducido un estabilizador para que ninguna comunidad pierda o gane más del 10% respecto al anterior modelo.

 

De esta forma, Andalucía, la Comunidad más beneficiada por el modelo del Gobierno socialista, en lugar de perder los cerca de 409 millones que perdería con la aplicación del modelo europeo, perderá unos 211 millones.

 

En cualquier caso, Arias Cañete ha asegurado que con la sectorial se concluye la negociación de la PAC con un consenso "básico e importante" que ha permitido despejar el camino para que todos los sectores agropecuarios sean competitivos.