Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El futuro del Baloncesto Valladolid queda definitivamente en manos del Ayuntamiento

El expresidente del CB Valladolid, Sunil Bhardwaj, con el Pabellón Pisuerga de fondo. JUAN POSTIGO

Finalmente y como se esperaba, el único miembro del Consejo de Administración, el Consistorio, no se ha presentado en la Junta de Accionistas. Legalmente, queda como único responsable.

La situación va camino de enredarse hasta límites insospechados, casi inalcanzables, en el Club Baloncesto Valladolid en lo que ya parece ser de manera casi definitiva su acta de defunción. Este martes por la tarde, después de la dimisión de Sunil Bhardwaj y Felipe Martín del Consejo de Administración hace un mes, ha tenido lugar la correspondiente Junta de Accionistas que, a la postre, ha terminado con que nadie se ha presentado.

 

Y cuando se dice nadie, es que el Ayuntamiento, a día de hoy de los pocos responsables que quedan en una parcela que ya está casi vacía, tampoco ha hecho acto de presencia, tal y como ya había adelantado que haría el concejal de Deportes, Alberto Bustos. Así las cosas para lo poco que ha servido la reunión a ojos de la legalidad ha sido para aprobar las cuentas de la pasada temporada… y poco más.

 

El siguiente punto del día consistía en una posible ampliación de capital de dos millones de euros o la disolución del club que tendría que ratificar un juez más tarde, pero al no ir al menos el 25% de accionistas a la Junta, ni siquiera se ha podido votar. Dada la situación, y con el Ayuntamiento de Valladolid como único miembro del Consejo de Administración, se trata a día de hoy del único que puede tomar una decisión sobre el futuro del Club de Baloncesto.

 

¿Esto qué significa? Pues que el Consistorio decidirá de manera directa si da o no la puntilla a un proyecto que lleva meses vacío, según ha explicado el expresidente Sunil Bhardwaj de manera pública tras concluir la Junta. Vista la predisposición del alcalde Óscar Puente y del concejal de Deportes Alberto Bustos, el caso parece visto para sentencia, si bien primero deberá confirmarse y ser ratificado por un juez.

 

“Mucho se habla en Valladolid del Club de Baloncesto, de que si sale uno nuevo, o del viejo, pero lo que nadie menciona es que el CB Valladolid a día de hoy cuenta con cuatro empleados por los que en ningún momento se ha preocupado el Ayuntamiento”, ha asegurado Bhardwaj. Ahora deberá ser el propio Consistorio el que decida qué pasa con un club que está a un paso de firmar su sentencia de muerte de una vez por todas.

Noticias relacionadas