El futuro de la Cúpula del Milenio, pendiente de revisión

Cúpula del Milenio. ALBERTO MINGUEZA

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien siempre criticó la estructura desde la oposición, reconoce que hay que revisar su uso, aunque no se trata de una de las prioridades actuales.

Fue uno de los caballos de batalla de Óscar Puente mientras estuvo en la oposición y a día de hoy su futuro y el de su programación están más en el aire que nunca. Hablamos de la Cúpula del Milenio, aquel enorme armazón que más de uno ya ha comparado en el pasado con una tortuga o medio balón, que llegó desde la Expo Zaragoza 2008 a Valladolid de forma prefabricada y que, siempre según denunció Puente en su día, supuso un “despilfarro” de quince millones de euros.

 

Pero ahora la situación es otra, claro. Con el socialista con el bastón de mando entre sus manos, la estructura podría haber empezado a tambalearse, ya que es evidente que el espacio no es del gusto del primer edil. Entonces, ¿cuál es el futuro de la Cúpula del Milenio?

 

“Se está trabajando en un nuevo plan para ella, pero no es un tema que se pueda hacer a corto plazo porque tiene una programación muy comprometida para lo que queda de año”, explica Puente a TRIBUNA, descartando así la mínima posibilidad de retirarla que había llegado a circular estos días por las redes sociales.

 

Eso sí, con la llegada del socialista a la Alcaldía este ha descubierto una novedad que le era ajena; existe un gerente municipal que se encarga de gestionar todo aquello referido a la Cúpula, tanto en cuanto a programación se refiere como a su mantenimiento. “Estamos hablando con él y viendo las posibilidades que puede haber para el futuro, aunque por ahora no es algo prioritario con la cantidad de cosas que tenemos por delante”.

 

Así, parece que la Cúpula del Milenio no tiene nada que temer pese a tratarse de uno de los objetivos que perseguía y criticó de manera constante Óscar Puente. A lo hecho, pecho, podría aplicarse a esta situación para lo que fue uno de los caprichos de Javier León de la Riva y del que llegó a decir que “acabaría siendo uno de los edificios emblemáticos de Valladolid, como la Torre Eiffel de París”.

 

Lo que sí parece claro es que esta perderá protagonismo, pues a bote pronto el nuevo alcalde ya les ha prometido a los libreros de Valladolid que la Feria Anual del Libro volverá a su anterior situación en la Plaza Mayor. En todo caso, la intención no es vaciar de contenido la Cúpula.

 

“Estamos hablando con la gente del restaurante, ya digo que también con el gerente... pero no puedo anticipar nada porque en este momento no tenemos ninguna decisión tomada”, concluye Puente. Por ahora, el “derroche”, “la Torre Eiffel de Valladolid” o, llámenla como quieran, tendrá que esperar.