El Fundación Grupo Norte pone el juego; el Fundosa, los puntos (74-55)

JOMAMARAMIPHOTOS

El conjunto vallisoletano realizó un buen partido que terminó sun recompensa ante el potente conjunto madrileño.

Fundación Grupo Norte – Ent. José Antonio de Castro

 

Highcock (24), Ruiz (0), Robles (5), Prieto (19), Bridge (7) –cinco inicial- Pérez (0), López (0), Péreez Caballero (-)

 

Fundosa Once – Ent. J Artacho

 

Rodríguez (6), Zarzuela, A. (2), Latham (22), Muiño (4), Bywater (18) –cinco inicial- Vera (2), Zarzuela, P. (12), Gómez (-), Montiel (-), Tucek (8), Llambi (0), Cubo (-)

 

POLIDEPORTIVO: Polideportivo San Agustín, Madrid

 

EXPULSADO: Sin expulsados

 

ÁRBITROS: Valero (Col. Castellano-manchego) y Forero (Col. Valenciano)

 

INCIDENCIAS: 3ª  Jornada de Fase por el Título Liga. Ni Soria, Sánchez y Carrión disputó el partido por lesión. Lalo Prieto, ya en Valladolid, fue ingresado en periodo de observación en un centro hospitalario debido a un fuerte golpe en la cabeza.

De sobra era consciente el Fundación Grupo Norte de la dura empresa que tenía en Madrid. Además del poderío del conjunto capitalino se le sumaba, como está siendo costumbre durante toda la temporada, la falta de efectivos debido a la plaga de lesiones que está asolando el equipo. Y es que la imposibilidad de hacer cambios durante los partidos está haciendo que se disputen los encuentros en condiciones que no son las más adecuadas ni las más idóneas. Sin duda, nada se puede reprochar a los jugadores que quedan; es más, están dando mucho más de lo que los técnicos pucelanos piden.

 

Y es que a los tres jugadores que ahora se encuentran lesionados –Carrión, Sánchez y Soria- casi se le suma otro más, aunque afortunadamente ha sido más el susto que otra cosa. Lalo Prieto, a su regreso a Valladolid, tuvo que visitar un centro hospitalario debido al fortísimo golpe que sufrió en la cabeza al caerse de espaldas y chocar su cabeza con el chasis de una de las sillas de un jugador del Fundosa. Aunque las pruebas no daban motivos para preocuparse, los médicos optaron por dejarlo ingresado en periodo de observación para evitar males mayores acompañado durante toda la noche por personal del Club. En la mañana del domingo, en torno a la una de la tarde, tenía el alta médica.

 

Pero en cuanto al encuentro, los vallisoletanos plantaron cara en todo momento a un equipo, el Fundosa, que está aniquilando a todos los rivales con los que se está encontrando. Y es que contar con una plantilla tan amplia y con tantísima calidad hace que poco puedan hacer los rivales para intentar ganarles los partidos. No obstante, todo eso era sabido para los castellanos, que llegaron a Madrid con la intención, sin más, de conseguir la victoria.

 

A pesar de la diferencia en el marcador, el Fundación Grupo Norte realizó un partido fantástico que hizo quedar en evidencia y sacar a la luz la nula respuesta táctica de un Fundosa Once que tiene y debe mejorar muchísimo sino quiere que se repita el descalabro que sufrió el año pasado, precisamente en Valladolid, en su añorada competición: la Champions Cup que, además, este año organiza el propio equipo madrileño, cogiendo el testigo organizativo del Fundación Grupo Norte.

 

Desde el primer momento el Fundosa Once se mostraba intratable. Nada más comenzar el choque, el electrónico era inaugurado por Bywater con un triple, seguido durante el resto del primer cuarto con una demostración de acierto del gran jugador inglés y del internacional australiano, Bil Latham. Sirva decir como dato que entre sólo estos dos jugadores anotaron en total 40 puntos, más del doble de los puntos conseguido en total por el equipo hasta llegar al final del partido.

 

El Fundosa se encontró durante todo el partido con un Fundación Grupo Norte perfectamente plantado en la pista del San Agustín. Si el ataque pucelano era de muchos quilates, basado en los constantes bloqueos y ayudas para que, por ejemplo, Lalo Prieto demostrase porqué hoy en día es un los de los mejores pívots, la defensa pucelana desquiciaba a los jugadores del Fundosa, que se vieron obligados a realizar casi la totalidad de sus tiros desde fuera de la zona.

 

La defensa castellano y leoensa era tan buena que ya desde los primeros minutos del partido el Fundación Grupo Norte dejó sin recursos ofensivos a los amarillos, que se veían obligados a recurrir a los tiros exteriores de Bywater y Latham ante la ausencia de bloqueos, ayudas y jugadas de ataque para conseguir meter dentro de la zona a todos los centímetros que suman Tucek, los hermanos Zarzuela, Latham, Vera y compañía. Por parte de los pucelanos, eran Highcock y Prieto los que llevaban la manija anotadora, aunque se notaba que los porcentajes de acierto no eran tan escandalosos como los que conseguían los locales, de ahí la diferencia final.

 

Aunque los marcadores parciales demostraron la clara superioridad anotadora de los madrileños, las diferencias eran escuetas, salvo en el segundo cuarto donde el Fundosa Once rompió el partido alcanzando un parcial 20-8 a su favor. Sin duda, esos doce puntos de diferencia hicieron que el Fundación Grupo Norte fuese remando a contracorriente ya durante todo el partido, aunque llegó a ganar el último cuarto del partido (16-19) gracias a un triple de Robles conseguido en los últimos segundos del choque.