El Fundación Grupo Norte consigue una cómoda victoria ante el Caja Vital Zuzenak

El Fundación Grupo Norte ha solventado su compromiso en Vitoria con una cómoda victoria ante el descendido Caja Vital Zuzenak, un equipo que no ha podido vencer aún un partido en lo que va de competición y que, a tenor de lo que se le presenta en la última jornada del próximo fin de semana ante el Mideba Extremadura, acabará de esta forma.

Y es que el nivel y la diferencia demostrada por ambos conjuntos en el Ariznabarra es como "el día y la noche". Basta mencionar, inaudito para un equipo de División de Honor, que los vascos no fueron capaces de anotar ni un solo punto en el primer cuarto en un carrusel de tiros errados que veían cómo la defensa en zona programada por los técnicos vallisoletanos bastaba para que su ataque prácticamente fuese inexistente. Sin bloqueos, sin ayudas y muchas veces obligados a tirar con la oposición de Mena, Highcock, De Paz y Carrión, que completó un buen partido en líneas generales yéndose a los 8 puntos, hacía aún más fácil el objetivo de los morados: ganar.

 

Con un Fundación Grupo Norte que no pudo ir más despacio y que no quiso ‘hacer sangre’ desde el mismo comienzo del partido, en el segundo cuarto los de Lozano espabilaron, endosando 18 puntos, los mismos que consiguieron sumando los puntos del tercer y último cuarto. Y es que De Castro y Fernández dejaron a De Paz, Mena, Highcock y Soria en el banquillo, lo que provocó que los vitorianos viesen un resquicio de esperanza ante diversos fallos defensivos y desajustes de los pucelanos. Además, el buen trabajo anotador de Jiménez y de Gandía, que soportaron el ritmo anotador hasta concluir el choque, hizo que comenzasen a enjugar la diferencia. 18-23 finalizó el segundo cuarto.

 

Pero los vallisoletanos dejaron de especular y, con el "cinco inicial" de nuevo en pista, bastó el pitido inicial para que Highcock estrenase el cuarto con un 2+1. Desde este momento, el partido finalizó, sumiendo a los gazteizarras en la dura realidad. Sin prácticamente esfuerzo, el triple de Leep cuando quedaba menos de 3 segundos para llegar al último cuarto y las canastas de De Paz, Mena, Robles y un inspirado Sánchez, que demostró su calidad y su valía técnica aprovechando los fallos defensivos del Caja Vital, hacían que la diferencia en el electrónico se fuese ampliando por momentos agigantados. Y es que tuvo que poner el freno el Fundación Grupo Norte en el último cuarto para que la diferencia final, 24 puntos, no fuese a más.

 

De esta forma, el conjunto vallisoletano da por concluido sus desplazamientos durante unos meses. Ahora, sólo basta esperar al último partido en Valladolid frente al Lagun Aro Bilbao, equipo que se mantendrá un año más en la máxima categoría del baloncesto en silla de ruedas español en detrimento del mencionado Zuzenak y del otro conjunto castellano-leonés que acompañaba al Fundación Grupo Norte, el Servigest Burgos, que ha visto cómo se le acababan sus aspiraciones de mantenerse en la Liga al perder en Burgos su partido contra el Clínicas Rincón Amivel. Y es que los burgaleses necesitaban como mínimo ganar a los andaluces para mantenerse. Así, de nuevo para la temporada próxima, sólo habrá un representante castellano en una de las mejores ligas de Europa.