El Fundación Grupo Norte cae lastrado por sus errores

La profundidad de banquillo del Amiab Albacete condenó al conjunto vallisoletano, que a pesar de toro batalló hasta el final y ofreció una buena imagen, cayendo tan solo de dos puntos.

Fundación Grupo Norte – Ent. José Antonio de Castro

Prieto (15), Soria (6), Ruiz (0), Tanghe (18), López (18)  –cinco inicial- Robles (2), Isa López (0) y Carrión (0)

 

Amiab Albacete – Abraham Carrión

Marsh (14), Cristen (4), Orogbemi (9), Manning (11), Mena (20) –cinco inicial- Boardman (0), Brown (0), Aceituno (0) y García (4)

 

POLIDEPORTIVO: Pabellón Pilar Fernández Valderrama, Valladolid.

 

EXPULSADO: Pablo López “Piti”, del Fundación Grupo Norte y Roberto Mena, del Amiab Albacete.

 

ÁRBITROS: Izquierdo, Vega, Tejido

 

INCIDENCIAS: Carrión se reincorporó al equipo tras varias semanas de baja

El Fundación Grupo Norte ha caído ante el Amiab Albacete presa de sus propios errores, cometidos fundamentalmente en el último cuarto, en parte debido al cansancio, ya que se notó en exceso la falta de rotación ante un rival que poseía más profundidad de banquillo y que además cuenta con jugadores determinantes como Mena o Manning, que hicieron mucho daño.

 

El partido comenzó muy igualado y con un equipo vallisoletano que salió a la cancha dispuesto a batallar, lo que quedó fielmente reflejado tras remontar un 10-16, gracias a la efectividad de Tanghe y al buen hacer de Prieto en la pintura, amén de una gran defensa que bloqueó al cuadro manchego para dar la vuelta al resultado y finalizar el primer cuarto con un 20-18 a favor.

 

En el segundo cuarto, ese impulso le sirvió al Fundación Grupo Norte para adquirir mayor confianza y afianzarse en el terreno defensivo, frenando a las “torres” del cuadro albaceteño, y mostrando un buen porcentaje de tiro de la mano de Tanghe, López y Prieto, que le permitió llegar al descanso con una ventaja de seis puntos (34-28).

 

Pero esa ventaja era demasiado exigua ante un rival de la talla del Amiab Albacete, en el que no sólo se mostraron muy atinados Mena y Manning, sino que estuvieron bien apoyados por Orogbemi, fundamentalmente en lo que respecta a la dirección del juego y en el capítulo reboteador, y por Marsh, un jugador muy completo y rápido que empleó todas sus armas para zafarse de la defensa local. Los vallisoletanos no se rindieron, pero fueron encontrando más obstáculos en forma de capacidad física y no pudieron impedir que la renta se redujera a sólo dos puntos (47-45).

 

Quedaban diez largos minutos por delante que el Amiab afrontaba mucho más fresco, lo que aprovechó sin dilación para ir dañando la línea de flotación morada hasta hundir la nave, si bien para conseguirlo tuvieron que emplearse a fondo, ya que el Fundación Grupo Norte no acostumbra a tirar la toalla y mantuvo el tipo hasta el final, que se quedó en un apretado 59-62, y con la buena imagen ofrecida por un equipo unido que es capaz de tutear a los grandes de la liga.

 

De hecho, el técnico vallisoletano, José Antonio de Castro, reconocía al término del encuentro que, a pesar de la derrota, estaba “muy contento” con el trabajo realizado por sus jugadores, porque a pesar de haberse encontrado al límite de su capacidad física, han sido capaces de “plantar cara y competir al máximo” ante el Amiab Albacete, el segundo equipo más potente de la división de honor.