Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El fiscal rebaja de 23 a 22 años la petición de cárcel para las tres acusadas

El fiscal (Foto: E. P.)

El Ministerio Fiscal ha modificado este lunes las conclusiones provisionales en relación al crimen de Isabel Carrasco y ha rebajado de 23 a 22 años la petición de pena de prisión para Montserrat González, su hija Triana Martínez, y la policía local Raquel Gago.

El Ministerio Fiscal ha modificado este lunes las conclusiones provisionales en relación al crimen de Isabel Carrasco y ha rebajado de 23 a 22 años la petición de pena de prisión para Montserrat González, su hija Triana Martínez, y la policía local Raquel Gago, por tener en cuenta que ha existido un atenuante de reparación del daño ya que madre e hija han consignado 77.622 euros como indemnización a los familiares de la víctima.

 

El fiscal Emilio Fernández ha sostenido que Montserrat González, Triana Martínez y Raquel Gago son autoras de un delito de asesinato en concurso con atentado, por el que inicialmente solicitó 20 años de prisión, pero que ha rebajado a 19 por reparación del daño, más un delito de tenencia ilícita de armas, penado con tres años de privación de libertad.

 

No obstante, el fiscal ha dado otras dos alternativas al jurado, aunque ha precisado que él cree que las tres "estaban de acuerdo" y tienen "la misma responsabilidad" en el asesinato de Isabel Carrasco.

 

La segunda petición alternativa de Fiscalía no varía en el caso de Montserrat, pero cambia para Triana y Raquel para las que solicita que sean condenadas por un delito cómplices de asesinato y pide para ellas 12 años. A los que habría que sumar los tres años de tenencia ilícita de armas.

 

La tercera petición alternativa propuesta por la Fiscalía afecta solamente a la participación de la policía local Raquel Gago. Solicita que se le acuse de un delito de encubrimiento para el que pide tres años de prisión. En este caso, también habría que sumar los tres años de prisión por tenencia ilícita de armas.

 

El fiscal Emilio Fernández ha explicado ante el Tribunal de Jurado de la Audiencia Provincial de León que Isabel Carrasco fue asesinada por Montserrat González "por la espalda" y "a muy poca distancia, con tiros con efectos muy importantes", el primero de ellos ya fue mortal de necesidad y el tercero le causó la muerte inmediata.

 

Por esta razón, según Fiscalía, Isabel Carrasco "no tuvo ni la más mínima posibilidad de defenderse" y "solo le da tiempo a tocarse instintivamente la herida de la espalda" por lo que los hechos son constitutivos de asesinato.

 

En lo relativo al delito de atentado, según Fiscalía, existe porque las tres acusadas mataron a Isabel Carrasco "por lo que era", presidenta de la Diputación y del PP provincial, y porque con su influencia perjudicaba a Triana Martínez.

 

Montserrat iba ataviada el día del crimen, que se produjo el 12 de mayo de 2014, con una parca, gorras, gafas de sol, foulard y guantes lo que según el fiscal responde a que "estaba preparada para matar y que no la reconocieran" por lo que solicita el agravante de disfraz.

 

En cuanto a la participación de Triana, el fiscal ha mantenido que es la misma que la de su madre porque "hizo búsquedas en sus ordenadores" sobre la cómo y dónde comprar armas y que también participó en los seguimientos previos a la víctima como, ha añadido.

 

Además, la tesis del Ministerio Fiscal es que Montserrat entregó a Triana el arma y ambas se cobijaron en un pasadizo para hacerlo, previo acuerdo entre ellas. Un encuentro que no fue casual, sino que la hija estaba esperando a su madre.

 

RAQUEL PARTICIPÓ

 

Raquel Gago, ha añadido el Fiscalía, participó en los seguimientos previos a Isabel Carrasco porque existen elementos que así lo demuestra como el informe de posicionamientos. Considera que pudo participar en ellos en su horario laboral porque "nada le impedía hablar por teléfono" cuando estaba trabajando.

 

El Ministerio Fiscal tampoco se cree la versión de Raquel Gago relativa a cómo introdujo Triana el arma homicida en su coche, oculta dentro de un bolso. Fiscalía insiste en que se dio cuenta de que ésta introducía el arma en su coche y que eso formaba parte del plan elaborado por las tres acusadas.

 

En resumen, el fiscal ha aseverado que las tres son culpables de un delito de asesinato en concurso con atentado, más un delito de tenencia ilícita de armas y que, además, todas ellas son imputables y que "no se aprecia nada" que pueda suponer una rebaja de pena como reflejan los informes forenses.

 

Por su parte, las acusaciones, pertenecientes a la hija y a la pareja de la víctima, así como al Partido Popular de León, se han adherido a las conclusiones definitivas de la Fiscalía.

 

El letrado de la defensa de madre e hija, José Ramón García, ha declarado que Montserrat es autora de un delito de asesinato con una eximente incompleta por padecer manía persecutoria por el que pide 3 años, nueve meses y un día de cárcel. Más un delito de tenencia ilícita de armas penado con siete meses. En el caso de Triana, García solicita un delito de encubrimiento que quedaría impune por tratarse de su madre.

 

El abogado defensor de Raquel Gago, Fermín Guerrero, ha pedido para su patrocinada la libre absolución porque ha considerado que es "la única alternativa". "Raquel no participó ni como cómplice, ni como encubridora, ni es autora de tenencia ilícita de armas", ha añadido.

 

RESPONSABILIDAD DE GUERRERO

 

El Fiscal también ha solicitado que remita al Juzgado de Guardia y se investigue la ausencia de Fermín Guerrero, el letrado de la defensa de Raquel Gago, que no apareció a la sesión prevista para el 27 de enero porque podría haber incurrido en un delito de obstrucción a la justicia por no comparecer "sin ninguna justificación a un juicio con acusados en prisión".

 

"No me basta con disculpas, exigió una justificación completa de lo que paso, que no se nos ha dado. Una justificación en primer lugar al jurado, y luego al magistrado presidente, al fiscal, a las partes, a León y a España entera", ha aseverado.