El fiscal argumentará en el juicio que el asesinato de Isabel Carrasco se ejecutó "con la sangre fría de un sicario"

Isabel Carrasco.

A pocos días de iniciarse el proceso judicial que sentará al banquillo a las tres acusadas de asesinar a la que fuera presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, fuentes de la Fiscalía de León han explicado la tesis que defenderá durante el juicio.

A pocos días de iniciarse el proceso judicial que sentará al banquillo a las tres acusadas de asesinar a la que fuera presidenta de la Diputación de León Isabel Carrasco, fuentes de la Fiscalía de León han explicado la tesis que defenderá durante el juicio. En su escrito de acusación, el fiscal sostiene que Montserrat González, su hija Triana Martínez, y la agente de Policía Local Raquel Gago desarrollaron un plan perfectamente elaborado y, extraordinaria y sorprendentemente bien ejecutado con frialdad para acabar con la vida de la víctima.

 

La Fiscalía ha solicitado para Montserrat González, Triana Martínez y Raquel Gago una pena total de 23 años de prisión, 20 por un delito de asesinato en concurso con un delito de atentado a la autoridad, y tres años más de cárcel por otro delito de tenencia ilícita de armas.

 

Un asesinato que pudo convertirse en el crimen perfecto dada su planificación previa, en el que las tres acusadas se repartieron los papeles para poder matar a Isabel Carrasco y quedar impunes, pero que se resolvió de forma rápida gracias a la intervención de un policía jubilado que presenció los disparos en la pasarela sobre el río Bernesga que acabaron con la vida de Isabel Carrasco.

 

La intervención de este hombre, que prestará declaración durante la vista, fue crucial para detener de forma casi inmediata a las tres implicadas en el crimen, han explicado desde la Fiscalía, porque las tres mujeres también habían planeado de forma minuciosa la huida y la forma de deshacerse del arma homicida.

 

En cuanto a la calificación de los hechos como asesinato, según la tesis de Fiscalía, el crimen se ejecutó sin que la víctima tuviera posibilidad de escapar o defenderse porque Montserrat le disparó por la espalda y a escasos metros.

 

La primera de las balas alcanzó el corazón de la víctima, una herida mortal de necesidad pero que no le hubiera causado la muerte de forma inmediata, pero que hizo que se desplomara en el suelo. Además, la autora confesa, una vez Isabel Carrasco se encontraba tendida en el suelo, le disparó con total frialdad otros dos tiros en la cabeza.

 

CASI UN CENTENAR DE TESTIGOS

 

Durante aproximadamente un mes de juicio prestarán declaración 99 testigos, 45 de ellos a propuesta de la Fiscalía, entre los que se encuentran el policía jubilado que siguió a la autora confesa, así como testigos y agentes de la autoridad que intervinieron en el procedimiento. También pasará por la Audiencia Provincial de León el marido de Montserrat y padre de Triana, comisario de Astorga en el momento de los hechos.

 

El juicio también contará con ausencias destacadas como son la de la hija de Isabel Carrasco, Loreto, y la de su hermana, Esmeralda, que no han querido prestar declaración durante la vista.

 

La primera jornada, a puerta cerrada, será el próximo lunes, 18 de enero. En esta sesión tendrá lugar la selección del jurado, en concreto, los nueve titulares y los dos suplentes que serán los encargados de decidir el futuro de las tres acusadas.