El final del verano y las fiestas devuelve la rutina a la ciudad

El mes de septiembre anunciaba el final de las vacaciones de verano, pero a los vallisoletanos aún nos quedaban las Fiestas de San Lorenzo; sin embargo, tras el último respiro festivo, nos toca volver a la rutina. 

Si el domingo los más valientes se animaban a aprovechar el último día de fiestas, el despertar del lunes nos trajo una imagen completamente diferente de la ciudad. La Plaza Mayor sin escenario, las casetas desmontadas, las calles limpias y despejadas... una calma que contrastaba con el bullicio y la animación de los días anteriores.

 

Pero seguro que los que más van a notar el final de las vacaciones son los niños con la ‘vuelta al cole’. Este martes ha tocado madrugar y es que en Castilla y León comenzaban hoy las clases para los alumnos de Infantil y Primaria, lo que seguro que ha supuesto más de un llanto en alguna casa; menos mal que el reencuentro con los amigos aliviará esa costosa obligación...

 

Aunque no solo a los niños les cuesta dejar atrás los días de verano en los que solo vale jugar y descansar. Si ya de por si es dura la vuelta al trabajo, seguro que muchos vallisoletanos lo han notado más tras la semana de fiestas, donde, aún teniendo que ir a trabajar, podían escaparse un rato por la noche y disfrutar de un buen pincho en las casetas.  Pero no pasa nada, estos días los medios de comunicación ofrecen un montón de consejos para asumir esta vuelta a la rutina de una manera menos traumática. Desde aquí ofrecemos dos consejos: ánimo y paciencia, que, al fin y al cabo, es lo que hace falta para coger el trabajo con fuerza.