El fiasco de Salamaq 2015: 400.000 euros de pérdidas

El presidente de la Diputación, Javier Iglesias, durante el primer balance de Salamaq 2015.

Ciudadanos y Ganemos Salamanca han denunciado que la feria agropecuaria del pasado año contó con un balance negativo que rondó los 800.000 euros si se suman los costes salariales, las inversiones o la indemnización a los trabajadores despedidos.

Salamaq 2015 arrojó unas pérdidas de cerca de 400.000 euros, pese al intento de maquillar las cifras por parte del presidente de la Diputación, Javier Iglesias, que ofreció un superávit de 138.000 euros. Esta es la conclusión a la que han llegado los diputados de Ciudadanos y Ganemos después de analizar pormenorizadamente la contabilidad oficial de la propia Diputación; no se trata de una interpretación maliciosa sino datos propios de la institución que ponen de manifiesto la realidad contable que el presidente de La Salina se empeña en negar.

 

Al menos eso es lo que han denunciado las formaciones políticas en la Diputación en una rueda de prensa en la que no sólo han hecho balance económico de la segunda edición de la feria agropecuaria, sino que también han puesto sobre la mesa la necesidad de mejorar el modo de organización escogido por Javier Iglesias hace tres años cuando decidió liquidar IFESA y organizar la agropecuaria directamente. 

 

Según las cuentas de Ciudadanos y Ganemos, sacadas a partir de los datos oficiales facilitados por la intervención, el coste total de Salamaq y la exposición de ganado fue de 981.900,70 euros, mientras que los ingresos conseguidos sumaron 502.297,40 euros; por lo tanto, las dos citas organizadas por la Diputación arrojan pérdidas de 389.603,30 eurosEl análisis se hace conjunto porque muchos gastos se comparten o su imputación a las partidas presupuestarias se diluye entre lo que es feria agropecuaria y lo que es exposición ganadera.

 

Sin embargo, el agujero es en la práctica mucho mayor. Para empezar, la Diputación contabiliza los derechos generados como ingresos, aunque no ha cobrado todas las facturas; la diferencia es de 90.000 euros, que dispara el déficit hasta los 479.728,37 euros.

 

Pero lo más importante es que, a la hora de hacer su balance, el equipo de Gobierno de Javier Iglesias no imputa otros gastos directamente atribuíbles a la celebración de la feria y que hay que tener en cuenta. Son los gastos de salarios y seguros sociales del personal de la Diputación que destina su jornada a Salamaq, las generosas extra que paga La Salina a un grupo escogido, las amortizaciones de las inversiones millonarias que se hacen y el coste de los despidos de IFESA.

 

Sumando todo ello, el gasto total de la agropecuaria y la exposición de ganado alcanza 1.305.018,15 euros, que con los ingresos reconocidos (502.297,40 euros) totalizan unas pérdidas de 802.720,75 euros. Teniendo en cuenta que no todo lo cobrado se ha recaudado todavía, el 'agujero' es de 892.845,82 euros. De este déficit, 380.323,91 euros le corresponden a Salamaq y 422.396,84 euros se pueden atribuir a la exposición de ganado.

Noticias relacionadas