El Ferrari que ardió en Sardón era de una empresa de viajes a la carta a 1.500 euros diarios

Sus ocupantes eran dos ciudadanos chinos que venían deSalamanca y se dirigían a visitar bodegas de la Ribera del Duero.

Un Ferrari modelo F430 ardiendo en llamas en Sardón de Duero. La imagen, poco habitual, cerró una jornada aciaga para un matrimonio chino procedente de Salamanca que se disponía a conocer la zona de bodegas de la Ribera del Duero. 

 

Aciaga porque antes ya habían tenido problemas con el calentamiento del vehículo e hicieron una primera parada en Abadía Retuerta. Después, en Sardón, tuvieron que bajarse para evitar daños personales.

 

Menos mal que detrás llevaban el coche de asistencia. Según ha podido saber TRIBUNA, el matrimonio había programado un viaje a la carta con una empresa especializada que atiende todo tipo de peticiones para hacer más placentera la estancia. En una consulta a una agencia del sector del turismo de elite, aseguran que un alquiler tipo de un vehículo como el Ferrari incendiado cuesta alrededor de 1.500 euros diarios, aunque los precios pueden variar en función del modelo deseado.

 

Las empresas advierten, además, que cuentan con un seguro para cubrir cualquier tipo de eventualidad, incluido el inesperado incendio del motor. "Nos piden cuestiones muy concretas. Desde coches a reservas en restaurantes que tienen meses de lista de espera, pero nuestra capacidad de gestión es muy alta y siempre solemos cumplir las peticiones, por muy complicadas que parezcan", aseguran desde esta agencia.

Noticias relacionadas