El feliz regreso de El Soro

Vicente Ruiz 'El Soro'

Vicente Ruiz, El Soro, volvió a vestirse de luces, 20 años y 56 operaciones después. Justo el día de la Virgen del Patrocinio, patrona de Foyos, su pueblo, arropado por su hija María y Eva, actual pareja del torero. La foto final a hombros, fue la recompensa al esfuerzo por salir del abismo, por superar el calvario, por aferrarse a la vida.

Fue muy emotivo ver a El Soro vestido de torero con 52 años y tras quitarse del cuerpo 35 kilos. Esfuerzo que no oculta una figura muy lejana a la de sus mejores años. Ya ha llovido desde aquél 8 de abril de 1994 en Benidorm, la última vez que el torero de Foyos se vistió de luces.


Pero el calvario de El Soro comenzó justo 10 años después de la tragedia de Paquirri y el toro 'Avispado', de Sayalero y Bandrés, en Pozoblanco en 1984, de cuyo cartel es único superviviente después de que a José Cubero Yiyo le partiera el corazón un toro en Colmenar Viejo al año siguiente, en agosto de 1985, y en 1988 el ganadero Juan Luis Bandrés caía asesinado por un empleado.

La del pasado domingo era la corrida 693 en su trayectoria: 1.376 toros estoqueados, 1.000 orejas. Y logró cortar dos orejas y salir por la puerta grande no sin antes emocionarse y soltar alguna que otra lágrima cuando daba la vuelta al ruedo ante una tremenda ovación. Finalmente salió a hombros en un broche feliz y triunfal.