El FC Barcelona 'borra' a Baskonia y se lleva el primer asalto

Tomic (anotó su primer triple en Liga Endesa) y Satoransky lideraron a un FC Barcelona arrollador.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA LASSA: Satoransky (12), Navarro (7), Abrines (5), Doellman (6), Tomic (14) --cinco inicial--; Ribas (9), Vezenkov (5), Samuels (8), Oleson (3), Arroyo (8), Perperoglou (7).

 

LABORAL KUTXA BASKONIA: Adams (2), Roll (3), Hanga (15), I.Diop (-), Tillie (5) --cinco inicial--; James (8), Planinic (8), Shengelia (-), Bourousis (11), Bertans (5).

 

PARCIALES: 16-9, 27-19, 24-15 y 17-14.

 

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Jiménez y Araña. Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Palau Blaugrana.

El FC Barcelona Lassa ha ganado este viernes al Laboral Kutxa Baskonia (84-57) en el Palau Blaugrana y toma ventaja en la serie de semifinales del 'play-off' de la Liga Endesa gracias a un baloncesto asfixiante con el que los blaugranas arrollaron y ajusticiaron a unos vitorianos que parecieron no presentarse a pista salvo Adam Hanga, que luchó prácticamente solo contra la engrasada máquina blaugrana.

 

Los locales sabían que se medían a su bestia negra de la temporada y no quitaron el pie del acelerador en ningún momento. El balance negativo de 1-3 en los cuatro partidos disputados entre ambos esta temporada dio al Barça la energía mental necesario para salir en tromba, con un parcial de 16-9, y esa ventaja la fueron ampliando en base a una gran defensa y a un rápido y efectivo ataque liderado por Ante Tomic y Tomas Satoransky.

 

El pívot croata jugó un partidazo secundado con su primer triple en la Liga Endesa, una anécdota muy celebrada y aplaudida en el Palau Blaugrana y que fue la guinda a una actuación, una más, para guardar de Tomic. Y como viene siendo costumbre últimamente, Tomas Satoransky se sumó a la fiesta, a la que todos se auto-invitaron para disfrutar de un primer pulso sin rival.

 

Ni apareció Ioannis Bourousis ni apareció Darius Adams en el Baskonia, y sin ellos, sin sus puntos y entrega ni presencia, es complicado asaltar el Palau Blaugrana y más si a él se presenta un Barça crecido, dispuesto a darlo todo para no perder el factor pista. En el segundo asalto podrían cambiar las cosas, pero de no ser así el conjunto catalán se irá a Vitoria con 2-0.

 

Baskonia ya ha ganado en el Palau Blaugrana esta temporada, pero en aquella victoria en la prórroga jugó otro equipo, bien distinto al visto esta noche. Empezó igualado el partido pero duró apenas un par de minutos, pues el Barça atinó la muñeca y, pese a ceder varios rebotes en defensa al Baskonia, se dio cuenta de que los de Velimir Perasovic estaban fríos o cansados, quizá ambas cosas.

 

El Barça no perdonó, y tampoco quiso dar opciones a un Baskonia al que sentenció en cuanto pudo y hundió en un hoyo demasiado profundo. Intentó salir de él Adam Hanga, el mejor jugador del partido con un 24 de valoración gracias a sus 15 puntos y 8 rebotes y sobre todo por su actitud competitiva, no bajando nunca los brazos pese a que sus compañeros no le siguieran en ningún momento a esa batalla.

 

Solo 5 puntos para Bertans o Tillie, solo 8 para Planinic o James, y sobre todo solo 2 puntos para un desaparecido Darius Adams. Así, con solo un flojo Bourousis superado por el escenario y por la exhibición de Ante Tomic que alcanzó los 11 puntos, solo hubo dos jugadores por encima de los 10 puntos. Un pobre balance ofensivo para un Baskonia que deberá cambiar el chip para optar al triunfo y acercarse al equipo que asaltó el Palau o que sorprendió en la Euroliga llegando a la 'Final Four'.

 

Argumentos tienen los de Vitoria, pero el Barça los supo anular. El equipo blaugrana fue superior en todos los aspectos del partido, colectivos e individuales. No dejó en ningún momento al Baskonia coger las armas usadas para anulares en el pasado sino todo lo contrario, fue el Barça quien atacó, quien corrió, quien intimidó y quien se agigantó pese a tener menos físico. Sí más fondo de armario, pero menos potente.

 

Quizá pagó Baskonia el tercer partido de cuartos de final, el tener que viajar a Gran Canaria, pero deberá recuperarse cuanto antes si no quiere quedarse sin la posibilidad de seguir cansándose en la lucha por el título. Por contra, en el Barça celebraron el regreso de Pau Ribas, mejorado ya de las molestias en la fascitis, y que se reestrenó con tres triples en el último cuarto.