El expresidente, despedido con honores militares en un cortejo ampliado hasta Cibeles

Llegada del féretro con los restos de Adolfo Suárez

El expresidente del Gobierno Adolfo Suárez será despedido en Madrid con honores militares en un cortejo que trasladará su féretro desde el Congreso de los Diputados hasta la Plaza de Cibeles.

Los servicios de protocolo del Estado han decidido ampliar el itinerario del cortejo debido a la gran afluencia de público que ha pasado hoy por la capilla ardiente instalada en el Congreso.

Si los planes iniciales establecían que el cortejo terminaría en la Plaza de Neptuno --como se hizo con Leopoldo Calvo Sotelo--, ahora el recorrido se prolongará hasta la Plaza de Cibeles "para facilitar que todos los ciudadanos que así lo deseen puedan rendirle su último homenaje", explica Moncloa en un comunicado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presidirá a partir de las 11.00 horas los actos de despedida del féretro. Una vez cerrada la capilla ardiente a las 10.00 horas, un piquete de honor portará el ataúd hasta el final de las escaleras de la Puerta de los Leones, donde el presidente del Gobierno, acompañado por los presidentes del Congreso y del Senado, presidirá los honores militares, con arma presentada e Himno Nacional.

A continuación, el féretro será depositado sobre un armón de artillería y, seguido a pie por la familia y las autoridades, será conducido por la plaza de Cánovas del Castillo y el paseo del Prado, hasta llegar a la plaza de Cibeles.

Después de una despedida del duelo con toque de oración, descarga de fusilería de la Guardia de Honor y desfile ante el féretro, éste será introducido en un furgón que lo transportará hasta la Catedral de Ávila, donde los restos mortales del ex presidente Suárez recibirán sepultura.