El éxito del Apple Watch puede tardar años en llegar

Foto: E. P.

Hasta ahora Apple no ha ofrecido cifras oficiales sobre las ventas del Apple Watch.

El destino del Apple Watch, el teléfono inteligente de Apple, está todavía por verse, ya sea su éxito o su fracaso. Uno de los diseñadores industriales más importantes del mundo y también miembro del equipo de diseño de Apple, Marc Newson, ha asegurado que habrá que tener un poco más de paciencia para llegar a ver como el Apple Watch tiene su reconocimiento por parte de los usuarios.

 

En una entrevista con el diario australiano Financial Review, que recoge Mashable, Marc Newson ha hablado sobre el potencial del Apple Watch. El reconocido diseñador le da un plazo máximo de cinco años para que triunfe. No necesariamente tiene que pasar tanto tiempo para lograrlo, pero cree que es un buen margen para ver cómo evoluciona la confianza del consumidor en el producto.

 

Newson cree que tanto los consumidores como los analistas son demasiado impacientes y que todo el mundo desea un reconocimiento inmediato, pero que también hay que saber esperar. "Hasta donde yo sé, ha tenido un enorme éxito, mires por donde lo mires. La cuestión es que esto es solo el principio de algo", ha dicho el diseñador.

 

"Fíjate en el iPhone: ha supuesto un cambio de paradigma. Creo que este producto -por muchas razones de las que la gente no es consciente- significará un cambio de paradigma similar. Dentro de 5 años no tenga absolutamente ninguna duda de que estará a la altura", ha añadido.

 

Hasta ahora Apple no ha ofrecido cifras oficiales sobre las ventas del Apple Watch. Muchos analistas aseguran que no lo hará hasta que pueda sorprender con unas cifras impactantes. El éxito del Apple Watch puede tardar años en llegar (lo dice su diseñador).

 

Según el último informe de la firma de analistas Canalys, la compañía de Tim Cook habría vendido casi 7 millones de unidades desde que se puso a la venta el pasado mes de abril, incluyendo las 300.000 del tercer trimestre del año. Unas cifras superiores a las de sus competidores, como Pebble o Samsung, pero que aun así, como señala Re/Code, se quedan por debajo de las expectativas de algunos analistas de Wall Street.