El ex jefe de Mantenimiento tiene hasta el viernes para abonar 30.000 euros de fianza y evitar la cárcel

Luis Alberto Samaniego, en su declaración en el juzgado. BORIS GARCÍA

La juez del Juzgado de Instrucción número 4 de Valladolid ha acordado libertad provisional, con fianza de 30.000 euros, para Luis Alberto Samaniego, el exjefe de Manteniemiento del Ayuntamiento de Valladolid.

  

El auto de la juez desestima así la pretensión de la fiscalía vallisoletana, que había pedido prisión provisional para el ya jubilado, de 64 años, por entender que había riesgo de fuga -los delitos, aún por concretar, podrían elevar la petición global a ocho años de cárcel- y de destrucción de pruebas, según informó a Europa Press el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

En la fundamentación de su auto, la juez recuerda que la prisión provisional de un imputado es una medida de carácter excepcional -restrictiva y grave- que debe ser proporcionada a los riesgos de mantener a esa persona en libertad, contexto en el que la instructora no aprecia evidencias contundentes de riesgo de fuga por razones de arraigo familiar y social de la persona e incluso por la edad de Luis Alberto Samaniego, que ha comparecido cuando ha sido citado. 

 

Además, respecto de la posibilidad de interferir en la investigación y perjudicarla, la juez ha valorado que el imputado ya no tiene acceso a las fuentes de prueba, teniendo en cuenta que desde el juzgado ya se han practicado registros y se ha incautado de la documentación necesaria para la investigación del caso, además de que el Samaniego ha cesado del puesto de trabajo que ocupaba por jubilación y, por ello, ya no hay riesgo de reiteración delictiva.

 

Por todos estos motivos, la juez no aprecia la necesidad de restringir la libertad del imputado con la medida de prisión provisional, si bien dicha resolución, que no es firme, es susceptible de recurso en un plazo de cinco días.

 

DEBE ABONAR LA FIANZA ANTES DEL VIERNES

 

Menos plazo dispone el imputado para depositar los 30.000 euros de fianza, ya que la juez ha emplazado a Samaniego a que satisfaga tal requisito antes de las 13.00 horas de este viernes, 11 de julio, so pena de ingresar en prisión.

 

Samaniego está imputado por, presuntamente, haber favorecido a empresas vinculadas a él mismo, su hijo y un primo en la adjudicación de obras municipales menores y cuyo volumen global podría superar los 11,2 millones de euros.

 

En concreto, entre los delitos de los que se le podría acusar están prevaricación, tráfico de influencias, malversación, negociación prohibida a funcionarios y falsedad en documento público. Así, dada la gravedad de estos delitos, la acusación pública había solicitado su ingreso en prisión, medida cautelar rechazada por la defensa y que tampoco ha sido estimada por la instructora.

 

A lo largo de su declaración en sede judicial, Samaniego alegó que él no adjudicaba las obras del Ayuntamiento a las que se refiere la investigación, contratos ordinarios y de obras menores, sino que "proponía y sugería", aunque finalmente no firmaba él finalmente, sino que estaban rubricadas por hasta tres o cuatro personas diferentes.

 

EFICACIA Y CONFIANZA

 

El exjefe de mantenimiento reconoció que se adjudicaban a sociedades de su entorno, pero incidió en que se trata de empresas que llevan muchos años haciendo obras de ese tipo -algunas hasta 25 años, no sólo menores, sino también importantes y por concurso- y señaló que proponía esas empresas por la urgencia, "eficacia" y "confianza" en que se iban a ejecutar bien.

 

El interrogatorio de Samaniego se centró sólo en documentación referente a los años 2013 y 2014, ya que el resto -que podría remontarse incluso hasta el año 2000, cuando accedió al cargo- aún es analizada por la Policía Judicial, después del registro practicado en el despacho con el que contaba el exjefe de Mantenimiento en el Ayuntamiento, del que los agentes se llevaron unas 22 cajas con documentos y material informático.

 

Las presuntas adjudicaciones, según el Grupo Socialista, que ha formulado denuncia ante la Fiscalía y solicitado su personación en el proceso, podrían superar los 11,2 millones de euros y habrían recaído en 13 empresas vinculadas familiarmente con Samaniego, quien fue suspendido de empleo, situación durante la cual solicitó la jubilación anticipada en el Ayuntamiento.

 

Tras la declaración de Samaniego, durante hoy y el jueves están citado a declarar, también en calidad de imputados, el primo del exjefe de Mantenimiento, su hijo y a un socio de las empresas.

 

 

Noticias relacionadas